El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, aseguró que apostará por una política exterior dinámica, eficaz, responsable y transparente a fin de posicionar al país a nivel mundial.

Al inaugurar la XXIV Reunión de Embajadores y Cónsules de México, exhortó a los diplomáticos a fortalecer la estrategia del presidente Enrique Peña Nieto y crear las condiciones internacionales para que sea exitosa.

Ante integrantes del cuerpo diplomático acreditado en México, académicos, empresarios y embajadores eméritos, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) llamó a redoblar esfuerzos.

" La política exterior de México habrá de alinear nuestras capacidades y metas como país, de acuerdo con el rumbo trazado por el Ejecutivo, con pleno respeto a las facultades en la materia del Legislativo", dijo.

Asimismo, les pidió trabajar con la sociedad civil organizada, sectores productivos y académicos, con medios nacionales y extranjeros, con los distintos niveles de gobierno para cumplir las metas trazadas.

"Tenemos la importantísima encomienda de trabajar juntos para lograr ambas metas: que nuestra diplomacia sea, por un lado, un motor que impulse el desarrollo nacional con base en las prioridades establecidas por el Ejecutivo federal y, por el otro, que contribuya a la forja del mundo de paz, libertad, justicia y desarrollo al que aspiramos", indicó el funcionario.

Transformar a México, abundó Meade, significa vencer los rezagos, las apatías, la falta de confianza, no sólo en lo que somos sino en lo que podemos llegar a ser.

Al mismo tiempo que se trabaja para impulsar los cinco ejes de la agenda que el presidente Enrique Peña Nieto ha trazado, recalcó que se debe desarrollar una estrategia que promueva los valores y los intereses y propios, a fin de proyectar al país de manera eficaz en los ámbitos bilateral, regional y multilateral.

En América del Norte, detalló, tenemos el reto es aprovechar las sólidas bases que hemos construido y de transformar una compleja interdependencia a favor de prosperidad compartida.

En América Latina, añadió, es deber encabezar los procesos de diálogo político e integración económica en marcha y, en especial, ampliar y diversificar la cooperación para profundizar los lazos con todas las naciones hermanas de una región prioritaria para México.

En Europa corresponde aprovechar la actual situación como una oportunidad y un estímulo para consolidar nuestros vínculos con países a los que nos une un profundo legado cultural, sostuvo.

Asimismo, refirió que en Asia-Pacífico se deben ampliar y consolidar las relaciones con países cuya pujanza económica y proyección internacional los convierten en socios clave del siglo XXI.

De acuerdo con el funcionario, es necesario ampliar la presencia de México y desplegar esfuerzos sostenidos en África y Oriente Medio, a fin de construir una relación que históricamente ha sido menos intensa, pero que en la actualidad abre nuevas oportunidades para el país.

Meade Kuribreña aseguró que México se está convirtiendo muy rápidamente en una nación de la que se espera solidaridad y cooperación para promover el desarrollo de otros países, en particular, aunque no exclusivamente, con las naciones hermanas de América Central y del Caribe.

Enfatizó que en un mundo de agudos retos, aquejado por las amenazas a la estabilidad y al ambiente, donde es imperativo hacer respetar la ley, los derechos humanos y los tratados internacionales, México debe ser paradigma de estabilidad, solidaridad y compromiso con un desarrollo sostenido y sustentable, de legalidad, de respeto a los derechos humanos y al derecho internacional.

En este contexto, el canciller aprovechó para externar su apoyo a la candidatura de Herminio Blanco Mendoza para encabezar la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En el acto estuvieron presentes los ex cancilleres José Ángel Gurría, Bernardo Sepúlveda, Fernando Solana, Manuel Camacho, Rosario Green, Jorge Castañeda, Luis Ernesto Derbez y Patricia Espinosa.

MÉXICO, RESPONSABLE ANTE EL MUNDO

El secretario general de la OCDE, José Angel Gurría Treviño, aseguró que México es uno de los países más responsables en el mundo, excelente socio en Naciones Unidas; a pesar de las crisis mundiales, "somos siempre parte de la soluciones, no parte de los problemas".

En el marco de la reunión, el integrante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señaló que México creció 4%, "no hay amenaza en el sistema bancario porque está bien regulado y capitalizado".

mac / RDS