México y Egipto alcanzaron un acuerdo para indemnizar a las familias de las víctimas del incidente ocurrido en aquel país del norte de África el 13 de septiembre del 2015, en el que perdieron la vida ocho ciudadanos mexicanos y seis más resultaron heridos.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que con la intervención de ambos gobiernos y el apoyo de sus abogados, los sobrevivientes y los familiares de los turistas mexicanos que murieron a raíz de un ataque por parte de fuerzas armadas de aquel país en la zona de oasis del desierto occidental acordaron la compensación económica con la Asociación Egipcia de Agencias de Viaje, una vez transcurridas las actuales festividades religiosas en ese país.

El acuerdo fue logrado un año después del incidente y tras el extrañamiento constante por parte de la oficina diplomática mexicana a las autoridades egipcias.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informa que ha hecho llegar una nota diplomática a la Embajada de Egipto en la que expresa su extrañeza e insatisfacción por la falta de respuesta oficial a los requerimientos antes citados , manifestó la dependencia federal en mayo del año en curso.

Las autoridades de Egipto se comprometieron también a erigir un memorial en honor de las víctimas mexicanas y egipcias, como una de las medidas de reparación del daño.

El ataque sucedió luego que la policía egipcia confundiera al convoy de turistas mexicanos con terroristas mientras viajaban por el desierto en una zona prohibida , de acuerdo con el Ministerio Interior.

Según reportes oficiales, el ejército y policía de Egipto llevaban a cabo una operación contra un grupo terrorista en Al Wahat (oasis, en árabe), en la provincia de Wadi al Gadid, que limita al sur con Sudán y al oeste con Libia.

Los turistas mexicanos viajaban en vehículos todo terreno acompañados por guías egipcios, cuando fueron bombardeados. En ese momento las autoridades informaron: Se ha formado un comité para determinar lo que sucedió y hallar el motivo por el que un grupo de turistas estaba presente en una zona restringida .

En respuesta, el Ejecutivo federal condenó los hechos y exigió al gobierno de Egipto una exhaustiva investigación.

Hasta el momento, la cancillería mexicana reporta que dicha pesquisa apunta a que el ministerio de Turismo egipcio encontró que son las autoridades administrativas y la agencia de viajes las que debieron haber tenido una mayor claridad en el permiso, y en ese sentido serían eventualmente las responsables .

Aún no se ha informado sobre la participación de los militares en el ataque.

[email protected]