Las presiones económicas ocasionadas por las medidas para contener la pandemia del Covid-19 generaron que se incrementara la violencia en contra de las mujeres en sus propios hogares, afirmó Mario Salomón Country, consultor en materia de seguridad.

Dijo que ese aumento es multifactorial, pero una de las explicaciones es que la mayor interacción motivada por el confinamiento generó que los contextos de violencia contra las mujeres se incrementaran.

Expuso que si hablamos de lesiones dolosas contra las mujeres en el promedio mensual de enero a febrero antes de iniciar el periodo de confinamiento era de 4,971 y 322 homicidios de mujeres.

En la etapa de confinamiento, es decir, de marzo a mayo, el promedio de lesiones dolosas por mes fue de 4,520 y los homicidios de 323.

Eso lo que muestra es que, aunque hay una reducción en términos relativos de lesiones dolosas, de 9%, los homicidios no ceden. Además, dijo que estos registros no son representativos estadísticamente hablando porque es un periodo en el cual la gente dejó de denunciar, ya sea por el temor a contagiarse al momento de ir ante la autoridad o por que las oficinas de gobierno estaban cerradas.

Describió que en la etapa de la llamada reactivación económica, es decir en junio, el numero de lesiones dolosas aumentó a 4,633, es decir un incremento de 3%, respecto de la etapa de confinamiento.

Asimismo, indicó que, en cuanto las llamadas al servicio de emergencia telefónica 911, de enero a junio de 2020, subió 45.8%, comparado con el mismo periodo del 2019, al pasar de 89,998 a 131,224.

En el caso del feminicidio, en junio de 2020 aumentó 30.5%, respecto del mes anterior.

Destacó que lo grave es que, tanto en el ámbito familiar, como en los espacios públicos, se ha incrementado la violencia contra las mujeres.

En su opinión, lo preocupante es que no se observa un trabajo fuerte por parte del gobierno para revertir esa situación.

Recalcó que debe trabajarse desde concientización, pero sobre todo en crear las condiciones para que las víctimas puedan denunciar, se realicen investigaciones serias y profesionales que permitan castigar a los agresores.

Asimismo, insistió en que la impunidad contra este tipo de delitos trae como consecuencia que sigan existiendo esos casos.

El especialista dijo que es necesario fortalecer la Línea Mujeres de Locatel, con más personal, mejor capacitado en materia jurídica y psicológica; trabajar en una cultura de la denuncia y generar una mayor eficacia del C5 de la CDMX y de los estados para auxiliar a las mujeres en caso de cualquier agresión en la vía pública.

[email protected]