En los últimos años, la violencia contra las mujeres ha persistido de manera significativa. Los registros indican que 18,051 mujeres han sido asesinadas desde el 2015 y hasta julio de este año, además de que otros ilícitos han ido al alza.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a julio del 2020, unas 2,240 mujeres perdieron la vida de manera violenta, 3.1% más que el mismo periodo del 2019, cuando se contabilizó el asesinato de 2,171 mujeres.

Sin embargo, las cifras de los primeros siete meses del año en curso representan un aumentó de 95.6% al ser comparadas con las víctimas (tanto de homicidio doloso como feminicidio) de los mismos meses del 2015, año en el que se inició un registro específico de violencia contra las mujeres y cuando se contabilizaron 1,145 mujeres asesinadas; para el mismo periodo del 2016, la cifra creció a 1,567; en el 2017 llegó a 1,863; y en el 2018 a 2,080 víctimas.

En tanto, 10 entidades presentan un alza en los homicidios de mujeres durante los primeros siete meses del 2020 respecto del mismo periodo del 2019. Guanajuato encabeza la lista, ya que registró 165 homicidios y feminicidios durante dicho periodo del 2019 y pasó a 286 en el 2020; seguido de Chihuahua, al pasar de 150 casos en el 2019 a 172 para este año.

Michoacán pasó de 86 víctimas de enero a julio del 2019, a 147 víctimas en el mismo lapso del 2020; Baja California de 144 a 164; Colima, de 52 a 60; Nuevo León, de 55 a 57; Puebla, de 82 a 86; San Luis Potosí, de 24 a 34; Zacatecas de 40 a 64; y finalmente, Nayarit, que contabilizó 10 víctimas en el 2019 y para este año la cifra creció a 13.

En siete meses del 2020, los estados de Guanajuato (286), el Estado de México (233), Chihuahua (172), Baja California (164) y Jalisco (150) son los que mayor número de víctimas mujeres de homicidio doloso y feminicidio registran.

Le siguen Michoacán (147), Veracruz (113), CDMX (102), Guerrero (93), Puebla (86), Oaxaca (73), Zacatecas (64), Colima (60), Nuevo León (57), Sonora (52), Morelos (49), Tamaulipas (47), Chiapas (44), Quintana Roo (43), San Luis Potosí (34), Hidalgo (33), Tabasco (33), Coahuila (22) y Sinaloa (22).

Mientras que Durango (14), Nayarit (13), Tlaxcala (8), Querétaro (7), Yucatán (7), Baja California Sur (5), Aguascalientes (4) y Campeche (3) presentan las cifras más bajas de feminicidios y homicidios dolosos de mujeres en el mismo periodo de este 2020.

Asimismo, los asesinatos de mujeres con armas de fuego crecieron 13.4%, ya que de enero a julio del 2019 unas 1,183 mujeres perdieron la vida de esta forma; para julio del 2020, la cifra subió a 1,342.

En los primeros siete meses del 2015 se registraron 407 casos; para 2016, la cifra se elevó a 700 víctimas; en el 2017, fueron 919 y en 2018 aumentó a 1,130 fallecimientos por arma de fuego.

En el caso específico de los feminicidios, las cifras han aumentado de manera considerable. De enero a julio de este año se han contabilizado 566 víctimas de feminicidio, 5.4% más que en el mismo lapso del 2019 (537 víctimas); y 152.6%, si se coteja con el periodo similar del 2015 (224).

Entre los delitos que también presentan aumentos están la violencia familiar, con 1.6% más que en los primeros siete meses del 2019, cuando se registraron 121,944 delitos (contra los 123,927 del mismo periodo del 2020).

La violencia de género creció 24.9% de enero a julio del 2020, en comparación con los mismos meses del 2019. Durante dicho periodo del año pasado, se registraron 1,734 delitos; para 2020, la cifra es de 2,167.

[email protected]