El gobierno federal proyectó un presupuesto de 56,000 millones de pesos para la Guardia Nacional en el 2020, distribuidos en las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Seguridad. Expertos opinaron que esa dispersión de recursos confunde sobre si el gobierno pretende que la guardia sea un ente militar o civil.

El investigador del Inacipe, Martín Barrón, opinó que la guardia es la gran apuesta del presidente para reducir la violencia y el presupuesto que proyectó es poco, si toma en cuenta que es una institución nueva que requiere de uniformes, armas, instalaciones, salarios y capacitación.

“Lo que va a suceder es que del presupuesto asignado a la Secretaría de la Defensa y Marina, de ahí van a tomar parte de los salarios. Aquí es donde viene parte del problema, porque los salarios de los miembros de la Guardia Nacional los tendría que pagar la Secretaría de Seguridad”.

Dijo que el presupuesto para la Guardia debe ser el adecuado, porque de lo contrario “pasará exactamente igual que pasó con la Policía Federal y la Gendarmería, que no tenía instalaciones y los alojaban en hoteles, y ya sabemos que sigue debiendo el gobierno esos servicios”.

Barrón Cruz añadió que incluso el gobierno carece de un plan estratégico en caso de que no funcione la guardia para disminuir los delitos como el homicidio, que ha aumentado.

Por su parte, Armando Rodríguez, director de proyectos en el colectivo de Seguridad con Democracia, consideró que el combate a la violencia y la inseguridad se ha centralizado en el Ejército, y se deja de lado el fortalecimiento de las corporaciones de seguridad estatales.

Consideró que no hay un plan de seguridad integral por parte del actual gobierno federal, ni tampoco un documento estratégico de la Guardia Nacional. “Si no hay un referente documental de esto, sobre qué se espera, es difícil decir si está bien diseñado el presupuesto (en materia de seguridad)”, aseveró.

Al igual que el investigador Martín Barrón, Armando Rodríguez opinó que el actual gobierno comete el mismo error de las administraciones de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, en el sentido de implementar ideas en materia de seguridad sin escuchar ni rectificar sobre ellas.

Fondos a estados

El especialista del Inacipe añadió que una problemática adicional en materia de seguridad es que el gobierno modificó las reglas de operación para que los estados y municipios puedan acceder a los fondos como el Subsidio para la Seguridad en los Municipios y el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad.

Martín Barrón, además, cuestionó los apoyos económicos que entrega el gobierno a jóvenes con la idea de sacarlos o evitar que caigan en la delincuencia. Comentó que se tuvo que haber hecho un estudio para elaborar un padrón de jóvenes que realmente estén involucrados con la delincuencia.

“Se está dando un dinero, pero si a un chico que se dedica a halcón se le paga 5,000, el gobierno le da 3,600, entonces son 8,600 pesos; eso es superior a lo que gana un profesionista que recién egresó. El problema no es dar dinero, sino a quién se lo estamos dando. La prevención indica que tienen que atacar factores de salud, cultura, educación, deporte”, manifestó.

Cárdenas pide luchar por la soberanía

Cuauhtémoc Cárdenas urgió a mantener una lucha incesante por el rescate de la soberanía nacional, la equidad y la democracia.

“Me parece que ésta es la tarea fundamental de partidos políticos, de grupos, de ciudadanos, de todos, para que podamos tomar decisiones sin interferencias del exterior y sin imposiciones, incluso de grupos internos que sólo están buscando el beneficio de sus propios intereses”, afirmó el tres veces candidato presidencial de la izquierda, a quien se rindió un homenaje en la Cámara de Senadores.

Llamó también a garantizar que los derechos reconocidos en la Constitución, como al trabajo y a la salud, entre otros, puedan ejercitarse de manera efectiva. (Con información de Rolando Ramos)