La inhabilitación por 10 años al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, es un mensaje de que no se puede tolerar la corrupción y la impunidad, afirmó el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo.

En tanto, el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares Páramo, calificó como una “buena práctica” la inhabilitación de Lozoya Austin, acción en la cual “tenemos que ir más a fondo”.

En el Seminario “Corrupción y lavado de dinero: XV aniversario de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)”, ambos funcionarios se refirieron así a la inhabilitación de dos exfuncionarios de Pemex, que laboraron durante la pasada administración federal.