El próximo 1 de noviembre asumirá la gubernatura de Colima Indira Vizcaino Silva, con lo cual se convertirá en la más joven de todos los gobernadores del país, con solo 34 años.

Ese día logrará lo que no pudo su padre, Arnoldo Vizcaíno Sánchez, uno de los líderes de izquierda en el estado y uno de sus principales promotores políticos: gobernar Colima.

Será la segunda mujer gobernadora del estado. La primera fue Griselda Álvarez Ponce de León, de 1979 a 1985.

Originaria de Tijuana, Baja California, donde nació el 14 de enero de 1987, pero avecindada en Colima, es hija de Tarcila Silva González y Arnoldo Vizcaíno Sánchez, uno de los principales dirigentes del PRD en el estado. El mismo que, en 1991, fue postulado por ese partido a la gubernatura del estado, pero fue derrotado por Carlos de la Madrid Virgen. También fue candidato a presidente municipal de Cuauhtémoc y diputado local.

La hoy gobernadora electa es licenciada en Derecho por la Universidad de Colima.

Según las crónicas de 2009 su padre se presentó en público y dijo: “Les presento a la próxima diputada federal” cuando la incluyeron en el quinto lugar de la lista de diputados federales plurinominales del PRD, cuando todavía era estudiante de Derecho. A los 22 años de edad formó parte del grupo de 63 integrantes de la bancada perredista liderada por Mary Telma Guajardo Villarreal. 

Fue secretaria de la comisión de Economía e integrante de las de Juventud y Deporte; Puntos Constitucionales; Reforma Agraria; Especial de Acceso Digital; y, Especial de Impulso a la Calidad Educativa.

Al final de la legislatura, en 2012, solicitó licencia para ser postulada como como candidata del PRD a la presidencia municipal de Cuauhtémoc, Colima. Ganó la elección al obtener 42.59% de los votos, dejando en segundo lugar al priista Octavio Tintos Trujillo. En ese tiempo el PRD nacional era comandado por Jesús Zambrano.

Al concluir el cargo, en 2015, fue candidata a diputada federal. Obtuvo 43.7% de los votos, pero perdió ante el priista Enrique Rojas Orozco, que registró 45.3% de los sufragios.

Al año siguiente, en 2016 se unió al equipo de campaña del candidato del PRI al gobierno del estado, Ignacio Peralta, quien, al ganar la elección extraordinaria (la de 2015 fue impugnada y se anuló), la nombró secretaria de Desarrollo Social.

Renunció al cargo en 2017 y ese mismo año fue designada por Andrés Manuel López Obrador como coordinadora estatal de organización de Morena.

En 2018 fue postulada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como candidata a diputada federal, esta vez por el distrito dos de Manzanillo. Ayudada por la ola que generó la candidatura presidencial de López Obrador, obtuvo 52.78% de los votos, dejando en un segundo lugar al priista Francisco Alberto Zepeda González, que reunió 26.5% de los votos.

Sin embargo, pidió licencia al cargo, ya que el presidente la nombró superdelegada de los programas de Desarrollo Social en Colima.

El pasado martes, la política de 34 años de edad, recibió la constancia de mayoría que la acredita como gobernadora electa, al ganar la elección del 6 de junio pasado, con 98,302 votos que representan 33.39 por ciento. 

Será la gobernadora más joven del país y la mujer que sacó al PRI del palacio de gobierno de Colima, luego de 92 años de estancia, si se considera a los surgidos del PNR antecedente de esa organización política.

diego.badillo@eleconomista.mx