El Instituto Nacional Electoral (INE) presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una controversia constitucional contra el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal de 2019, aprobado por la Cámara de Diputados, que recortó en 950 millones de pesos el gasto de la institución.

Lorenzo Córdova, presidente del Consejo General del INE, afirmó en entrevista que el recorte presupuestal aplicado por los diputados federales compromete la autonomía del órgano electoral y el cumplimiento de sus obligaciones legales.

El proyecto de gasto original, dijo, que fue el más bajo, ya incluía medidas para atender el llamado a la austeridad del nuevo gobierno federal como la cancelación de áreas completas, y aun así se aplicó un recorte que no estuvo motivado por los legisladores.

A la fecha, explicó, ya se negocia con las autoridades federales competentes la forma de restituir, de entrada, alrededor de 600 millones para la emisión de credenciales de elector, fiscalizar a partidos y candidatos y realizar el monitoreo de radio y televisión, entre otras actividades ordinarias.

Fue claro en el sentido de que no está en riesgo la participación del INE en las elecciones.

Los 300 millones que hacen falta para completar el monto del recorte, detalló, resultarán de asumir una reducción drástica en el gasto del Instituto correspondientes a viáticos, boletos de avión y compra de combustibles, entre otros.

Córdova se manifestó confiado en que habrá acuerdo con el gobierno federal para restituir el presupuesto original del INE.

Finalmente, precisó que el recurso jurídico interpuesto ante la Corte no implica una disputa, sino simplemente es para que el órgano facultado para ello resuelva el diferendo que existe entre el INE y la Cámara de Diputados.

Y para que se establezcan, con claridad, las reglas y límites de los diputados federales en materia presupuestal.

[email protected]