La instalación de las casi 58,000 mesas receptoras de opinión para que los ciudadanos puedan participar en la primera consulta popular a nivel nacional ocurrió en tiempo y forma, sin complicaciones, a lo largo y ancho del país en la mayoría de las 32 entidades federativas.

Al filo de las 8:20 horas de este domingo inició la sesión extraordinaria del Instituto Nacional Electoral (INE) por consulta popular y declaró que el órgano colegiado responsable de la organización del ejercicio ciudadano y cómputo de resultados se encontrará en sesión permanente hasta la conclusión del mismo.

En las mesas receptoras de votos la consulta popular para que los mexicanos opinen si se somete a juicio a los últimos cinco expresidentes de la República, como propuso originalmente el presidente Andrés Manuel López Obrador, se realiza con las medidas sanitarias correspondientes como uso de cubrebocas y de gel anti bacterial para evitar contagios del virus SARS-Cov2, causante de la enfermedad respiratoria Covid-19.

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”, es la pregunta, reformulada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), impresa en las papeletas.

Tras el conteo rápido correspondiente, esta misma noche las autoridades electorales darán a conocer los resultados preliminares de la consulta popular en curso y a más tardar mañana por la noche el INE hará públicos los resultados oficiales.

Se requiere de la participación de al menos 37.8 millones de ciudadanos -40% de los empadronados- para que los resultados de la consulta popular sean válidos.

rolando.ramos@eleconomista.mx