El titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), José Cuitláhuac Salinas, afirmó que no se puede fincar ninguna responsabilidad penal a Saadi Gadafi por tratar de ingresar de manera ilegal a México.

Señaló que de acuerdo con la legislación mexicana, los indocumentados que ingresan a México son sujetos pasivos del delito, es decir son víctimas, ya que no se trata de agentes del delito, por lo que Gadafi y su familia no pueden ser acusados por algún delito.

En relación con el señor y su familia que pretendía ingresar a México, de acuerdo con la legislación mexicana, los indocumentados que ingresan a México son sujetos pasivos del delito, es decir, son víctimas, no se trata de agentes del delito , explicó.

Aclaró que con relación a este caso se desarticuló una banda internacional dedicada al tráfico de personas, la cual estaba integrada por la ciudadana canadiense Cynthia Vanier, el danés Pierre Christian Flensborg y los mexicanos Gabriela Dávila o Gabriela de Cueto y José Luis Kennedy Prieto, detenidos el 10 y 11 de noviembre pasado.

El funcionario federal detalló que estos implicados enfrentan los delitos de tráfico de indocumentados en tentativa, delincuencia organizada y falsificación de documentos oficiales.

La PGR decidió no fincar delitos contra Gadafi, a pesar de que el gobierno nacional de transición libio lo acusa de estar al mando de los comandos que reprimieron a manifestantes de su país, por lo que la Interpol emitió en septiembre pasado una ficha roja para su localización y detención.

Indicó que afortunadamente el gobierno mexicano y sus instituciones, lograron ubicarlos v desarticular esta red de traficantes de indocumentados.

Con información de Agencia Quadratín.

MIF