El gobierno federal celebró este domingo una subasta de joyas decomisadas, principalmente a organizaciones del crimen organizado. De los 21.8 millones que estimaba recaudar, el gobierno únicamente logró recabar 10.3 millones de pesos.

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), quien llevó  a cabo la subasta en el complejo cultural de Los Pinos, informó que fueron vendidos 110 de los 148 objetos en puja. Un reloj para caballero de la marca Parek & Philippe Geneve de oro blanco de 18 quilates, fue la pieza más cara vendida en 1 millón 020 pesos.

En contraste, no pudo ser vendido un reloj Piaget de oro blanco con 67 diamantes, cuyo precio de salida era de 2 millones 953,700 pesos, a pesar de que se ofreció en dos rondas.

Foto EE: Cortesía Gobierno de la República Mexicana
Foto EE: Cortesía Gobierno de la República Mexicana

“Se vendieron a un sobreprecio la mayoría de los bienes. Si bien es cierto que los de alto valor no tuvieron destino (no fueron vendidos), lo que atañe al resto alcanzaron un sobre precio importante", comentó el director del SAR, Ricardo Rodríguez Vargas.

De acuerdo con el funcionario del SAE,  de los 148 lotes ofertados este domingo, 131 fueron incautados por la Fiscalía General de la República (FGR); 12 por la división de Comercio Exterior del Servicio de Administración Tributaria (SAT); uno por el Poder Judicial de la Federación (PJF) y uno de acuerdo con el Artículo 40 Ley General de Responsabilidades Administrativas, que obliga a los funcionarios públicos a entregar al SAE obsequios.

Foto EE: Cortesía Gobierno de la República Mexicana
Foto EE: Cortesía Gobierno de la República Mexicana

Se prevé que el dinero recaudado sea destinado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para rehabilitar caminos rurales de la sierra de Michoacán.

Previo a la subasta de este domingo 28 de julio, el SAE hizo una exhibición en el salón Venustiano Carranza de Los Pinos, de las 148 joyas y relojes que fueron subastados.

[email protected]