El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que en el Gabinete de Seguridad no hubo consenso y en el gobierno hay posturas distintas, por lo que se decidió que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronunciara sobre la despenalización de la mariguana con fines lúdicos en México.

“Implica respetar la decisión que tomó el poder Judicial, en este caso la Suprema Corte, pero al mismo tiempo significa recoger los sentimientos de la gente, los puntos de vista de todos. Y viendo cómo se va desenvolviendo esta medida, qué efectos tiene esta medida en la práctica”, consideró.

Durante la conferencia matutina, el mandatario aseguró que será respetuoso de la decisión de la SCJN, se evaluará el impacto y si notan que no es bueno para el país, para enfrentar el problema de la drogadicción y la violencia, entonces se actuaría a través de una nueva iniciativa que se enviaría al Congreso de la Unión.

Se trabaja con EU para reabrir la frontera

Por otra parte, el mandatario mexicano dijo que “hay avance” en las discusiones con el gobierno de California, en Estados Unidos, para iniciar la reapertura de la frontera norte, luego de la vacunación del Covid-19 en los municipios colindantes.

“Le di instrucciones a Ebrard para que estableciera comunicación con el gobernador de California, con las autoridades de San Diego, en el caso de Baja California, donde ya se terminó de vacunar”, dijo el Presidente.