Conforme a la reforma recién aprobada por el Congreso de la Unión (Ley Orgánica de la Administración Pública Federal), la Secretaría de Gobernación se hará cargo de las funciones de seguridad pública, lo cual incluye la reorganización de la Policía Federal para asegurar el control interno de la corporación.

El presidente Enrique Peña Nieto aprovechó ayer la reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública para instruir al titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para iniciar los trabajos que permitan la creación de la gendarmería nacional.

Dicha instancia se conformará como la responsable de fortalecer el control territorial en los municipios con mayor debilidad institucional, así como para tener presencia en instalaciones estratégicas, tales como puertos, aeropuertos y fronteras. La gendarmería nacional iniciará con un cuerpo de 10,000 elementos, informó el Jefe del Ejecutivo.

Las Fuerzas Armadas continuarán en las calles mientras concluye el proceso de reestructuración total de las policías estatales.

Un anuncio importante hecho por Peña Nieto es que los gobiernos estatales deberán establecer tiempos límites para cumplir con el compromiso de consolidar sus policías.

Los gobernadores, en tanto, acordaron crear una comisión que presentará una propuesta consensuada de mando único policial.

MANDO ÚNICO POLICIAL

Las 2,022 policías municipales del país podrán reducirse a 31 corporaciones estatales a efecto de superar la debilidad institucional para reaccionar ante los delitos, limpiar los cuerpos policiales, acelerar procesos de control de confianza y contar con mandos confiables.

Se busca que la policía de cada estado esté conformada por los elementos de las 2,022 corporaciones municipales que decidan sumarse a este esquema, pero bajo el mando del Estado.

Ello con el propósito que desde el mando estatal se promueva y garantice que los policías tengan un mínimo de estudios según su categoría. Por ejemplo: para policía preventivo: enseñanza media superior; para grupos de reacción inmediata: enseñanza media superior, y para mandos mayores de acuerdo con el escalafón, licenciaturas o especializaciones.

En el caso de Nuevo León, el mando único tiene como objetivo crear una sola policía que atienda las necesidades de la población en todo el Estado, con una mayor efectividad y reduciendo su vulnerabilidad y la de los funcionarios públicos ante la fuerza del crimen organizado.

Ese proceso es voluntario, por lo que no necesariamente debe operar en todos los municipios del estado y a los cabildos que no deseen participar en ese proceso de mejora, se les brindará la coordinación como actualmente ocurre.

¿Cómo funciona el Mando Único?

  • Cada cabildo solicita a la Comisión del Mando Único su incorporación.
  • Autorizar por oficio a la Comisión del Mando Único para revisar y diagnosticar el estatus de la policía municipal.
  • La Comisión dictamina los requisitos mínimos financieros, laborales, administrativos y operativos que deberán cumplirse durante la etapa de transformación y transición.
  • El convenio de transición deberá precisar: metas, tiempos, montos a cubrir.
  • Se emitirá una declaratoria de procedencia de incorporación, una vez cumplidos los puntos anteriores.
  • Se realizará el traslado del mando de la Policía Municipal Preventiva a la nueva corporación producto de la fusión de la Policía de Seguridad Pública del Estado y los municipios adherentes.

[email protected]