El gobierno federal busca una modificación legal para estipular que el semáforo de riesgo epidemiológico del Covid-19 no es un asunto federal, sino una “responsabilidad compartida” con los gobiernos de los estados, situación que generó molestia en algunos mandatarios estatales.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que esto no significa un “amago” a los gobernadores.

Este jueves se llevó a cabo la reunión semanal -a través de videoconferencia- entre integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y funcionarios del gabinete federal, entre ellos el secretario de Salud, Jorge Alcocer, así como López-Gatell.

En el encuentro privado, los gobernadores Carlos Joaquín González (Quintana Roo) y Mauricio Vila (Yucatán), expresaron preocupación porque los habitantes de sus estados dependen del turismo y la reactivación económica. El panista Mauricio Vila expresó que los estados transitan solos sin el apoyo federal para combatir la pandemia.

Ante ello, López-Gatell propuso a los mandatarios hacer un cambio en el lineamiento del 14 de mayo sobre el semáforo de la pandemia.

“En el lineamiento técnico ha de quedar, a petición de los gobiernos estatales, identificadas las circunstancias en donde la contribución federal podría ser legítimamente interpretada para su instrumentación local por los gobiernos estatales, no tenemos inconveniente con ello, pero tiene que quedar preciso cuáles son las condiciones que, en términos de ley, esta responsabilidad es compartida”, dijo.

“A nadie en el país le sirve esta idea de que el semáforo está sujeto de vaivenes políticos, a deseos políticos, o que es un acto de estira y afloja, porque no es así. El semáforo es un instrumento técnico que puede ser perfectible, sujeto de modificaciones”, comentó.

López-Gatell dijo que no amenazó a los gobernadores con imponer sanciones en caso de incumplimiento del semáforo, al sostener que éstas ya están contempladas en la Ley General de Salud.

“Esto lo comentamos con los gobernadores, y les dijimos: si la petición de los gobiernos estatales es que hagamos explícito el marco de concurrencia para la aplicación del semáforo, es indispensable que pongamos cuáles pueden ser los elementos legales, que ya existen, que llevarían a deslindar la responsabilidad en caso de incumplimiento, o en caso de una consecuencia adversa; si la Federación dice: estás en rojo, y el estado dice: yo estoy en naranja ¡muy bien! El estado ha de responder por sus decisiones soberanas. No es amago, es claridad, es franqueza”, afirmó el subsecretario.

López-Gatell descartó que la reunión con los gobernadores haya sido ríspida, y expresó que tiene respeto por todos ellos, aunque -sin revelar nombres- declaró que algunos no se presentan en las reuniones semanales virtuales.

“Tenemos ocho semanas reuniéndonos, el gobierno federal con los gobiernos estatales, en la mayoría el gobernador o la gobernadora. En la mayoría. Hago notar que algunos estados prácticamente nunca han estado sus titulares del Poder Ejecutivo. Han estado representantes”.

Finalmente, el funcionario indicó que se acordó mantener el análisis semanal de la evolución de la epidemia, y la presentación del semáforo seguirá siendo quincenal. Advirtió que la decisión de qué sectores abren o cierran, no será una decisión federal, sino de los gobiernos estatales, de común acuerdo con los municipales.

Las cifras diarias

Este jueves la Secretaría de Salud federal actualizó en 416,179 el número de personas que han contraído Covid-19. Asimismo, en país acumula 46,000 fallecimientos por complicaciones de esa enfermedad.

De acuerdo con el reporte técnico diario de la Secretaría, en el país hay 90,582 casos sospechosos de contagio, y se estima que hay 50,079 personas que actualmente luchan contra la enfermedad. La actualización de los datos mostró un incremento de 7,730 nuevos casos en las últimas 24 horas, así como 639 nuevas defunciones.

[email protected]