En la antepenúltima sesión del periodo ordinario, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad un paquete de reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en materia de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres; la minuta fue remitida al Senado de la República para su revisión y eventual ratificación o modificación.

La enmienda precisa que la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres es el conjunto articulado de acciones y mecanismos de protección, de emergencia y temporales, que se ejecutan de forma coordinada entre los tres órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal, y de los poderes del Estado.

Ello, para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad, tanto en el espacio público como en el privado.

En total, la reforma modifica 13 artículos de la citada ley, e incluye cuatro artículos transitorios.

El pleno cameral rechazó también, por unanimidad, los cambios propuestos por el Senado a la minuta que reforma los artículos 108 y 111 de la Constitución.

Dadas las posiciones encontradas de diputados federales y senadores al respecto, la enmienda para establecer que el presidente podrá ser juzgado penalmente no sólo por traición a la patria, sino también por delitos de corrupción y graves, quedó congelada y el tema se podrá retomar hasta el siguiente periodo de sesiones ordinarias, a partir de febrero próximo.

En la sesión del pleno cameral de hoy se discutirá y aprobará la nueva Ley de Amnistía, promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En reunión de comisiones unidas de Justicia y de Gobernación y Población, el dictamen correspondiente fue aprobado por 38 votos de Morena, PT, PES y MC; 12 del PAN y PRD en contra; y cuatro abstenciones del PRI.

Por acuerdo de ambas comisiones, todas las reservas de modificación serán discutidas hoy, de manera directa, durante la penúltima sesión ordinaria del pleno cameral.

De acuerdo con el dictamen, la nueva ley de ocho artículos y tres transitorios precisa que el objetivo es decretar amnistía en favor de personas en contra de quienes se haya ejercitado acción penal, hayan sido procesadas o se les haya dictado sentencia firme, ante tribunales del orden federal, siempre que no sean reincidentes, por los delitos de aborto, homicidio por razón de parentesco, contra la salud si quien lo cometió es pobre o indígena, robo simple y sin violencia, y sedición.

“No se concederá el beneficio de esta ley a quienes hayan cometido delitos contra la vida o la integridad corporal, ni a quienes hayan cometido el delito de secuestro, o cuando se hayan utilizado en la comisión del delito armas de fuego. Tampoco se podrán beneficiar las personas indiciadas por los delitos a que se refiere el Artículo 19 de la Constitución, o que hayan cometido otros delitos graves del orden federal”.

De aprobarse el decreto que expide la ley, primero por el pleno de la Cámara Baja y luego si es ratificado por el Senado de la República, el Ejecutivo federal deberá, en el plazo de 60 días hábiles, expedir el acuerdo por el que se creará la omisión que habrá de determinar la procedencia de la amnistía que solicite el interesado o representante legal; la decisión de la comisión se someterá a la calificación de un juez federal para que, en su caso, la confirme.

“Los efectos de esta ley se producirán a partir de que el juez federal resuelva sobre el otorgamiento de la amnistía”, ordena el artículo 7.

[email protected]