La Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNB) expresó nuevamente su rechazo a la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), y demandó la celebración de un parlamento abierto donde se escuche a las víctimas.

“Esta propuesta implica la negación del derecho de toda persona a ser buscada, así como la violación al principio de progresividad y no regresividad de los derechos humanos al pretender sustraer a la FGR de las obligaciones constitucionales, convencionales y legales en la búsqueda de las personas desaparecidas”, alertó.

“Desde la CNB y las comisiones estatales de búsqueda insistimos al Senado en la necesidad de abrir una discusión más amplia para buscar soluciones de raíz en la investigación, procuración de justicia y de búsqueda. La endémica falta de capacidades para investigar hechos delictivos o violatorios a derechos humanos requiere nuevas aproximaciones que permitan el máximo uso de recursos disponibles en el Estado para dar los resultados que el pueblo de México demanda”, resaltó.

La Comisión argumentó que en un país con más de 83,000 personas desaparecidas, más de 4,000 fosas clandestinas, con decenas de miles de cuerpos sin identificar, y con apenas 35 sentencias condenatorias por los delitos de desaparición forzada y de desaparición cometida por particulares, “lo que se esperaría es buscar reformas integrales con la participación ciudadana y de las demás instituciones del Estado mexicano para atender esta crisis”.

La CNB, dependiente de la Secretaría de Gobernación, alertó que una reforma como la que se pretende en el Senado podría tener como efecto que las fiscalías estatales repliquen la postura de ser invitadas y no sean parte del Sistema Nacional de Búsqueda, “lo cual mermaría profundamente la búsqueda de las personas desaparecidas”.

“La CNB recuerda que ninguna reforma a la Ley General en Materia de Desaparición y otras leyes relacionadas con la desaparición de personas pueden aprobarse sin abrirse a un debate que reconozca y garantice el derecho a la participación activa de las familias de personas desaparecidas y sus representantes, así como a la participación de los demás miembros del Sistema Nacional de Búsqueda. En consecuencia, se reitera la necesidad de un parlamento abierto”.

El pasado 9 de diciembre, el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, advirtió que la iniciativa del senador Ricardo Monreal (Morena) implicaba un retroceso en la administración de justicia, así como a la colaboración interinstitucional propia de un Estado de derecho al afectar los derechos a la verdad, justicia, reparación y no repetición.

Cabe destacar que desde hace más de cinco décadas, y hasta el día de ayer, en el país se reportaba un acumulado de 83,324 personas desaparecidas y no localizadas, en el sitio de Internet de Gobernación.

politica@eleconomista.mx