En búsqueda de reforzar la seguridad en carreteras federales del país y frenar el trasiego de drogas en el transporte de autobuses, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) firmaron ayer un convenio.

En las instalaciones de la PGR de Reforma 211, la procuradora Marisela Morales Ibáñez dijo: La Canapat se compromete a instalar una oficina en cada una de las delegaciones, que apoyará a la PGR en la detección de narcóticos en sus agremiados .

El compromiso de la Cámara Nacional de Autotransporte es cubrir los gastos de apoyo a los binomios caninos que el personal de la Procuraduría requiera para la localización de estupefacientes que sean o pretendan ser transportados en unidades de las empresas afiliadas a dicha Cámara, ya sean introducidos por los pasajeros, conductores o cualquier otra persona .

Los transportistas también realizarán una campaña de concientización sobre la importancia de denunciar estos ilícitos y las consecuencias de la colusión con criminales.

De acuerdo con el convenio, existirá el compromiso de liberar los autobuses de las empresas afiliadas que se vean involucradas en hechos delictivos a la brevedad, sin perjuicio de las investigaciones que se deban practicar, previendo que no sean producto o instrumento del delito y no estén a disposición de otras procuradurías.

Gustavo Cárdenas, presidente de la Canapat, manifestó que e97% de los 3,200 millones de pasajeros que utilizan el transporte terrestre al año

permite ofrecer empleo directo a 300,000 personas y más de 1 millón de empleos indirectos, todos ellos formales.

[email protected]