El presidente Felipe Calderón calificó de cobarde el asesinato del candidato Rodolfo Torre Cantú y aseguró que no sólo fue un atentado contra un ciudadano, sino contra las instituciones democráticas.

Desde la residencia oficial de Los Pinos y flanqueado por el gabinete de seguridad nacional, afirmó que el asesinato del candidato a la gubernatura de Tamaulipas es un hecho absolutamente condenable que merece el repudio de la sociedad entera .

Pidió madurez a los actores políticos en estos momentos difíciles, pues dijo que la lucha contra la delincuencia exige corresponsabilidad de todos los órdenes de gobierno.

Llamó a todas las fuerzas políticas del país: legisladores, gobernadores y presidentes de partidos políticos a cerrar filas y unirse en la defensa de las instituciones.

Calderón Hinojosa ofreció el apoyo incondicional del gobierno federal a las autoridades de Tamaulipas para esclarecer los hechos en los que murieron además del candidato priísta y cinco integrantes de su equipo de campaña.

Informó que se comunicó con la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, y con el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, para expresarle sus condolencias, así como con los presidentes del PRD, PVEM, PT, Panal y Convergencia, y los coordinadores parlamentarios en ambas cámaras del Congreso, para iniciar el trabajo conjunto y acciones concretas en favor de la democracia.

El titular del Ejecutivo convocó a una reunión a su gabinete de seguridad en la residencia oficial de Los Pinos luego del asesinato del candidato priísta. Al encuentro asistieron el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont; de Seguridad Pública, Genaro García Luna; el procurador Arturo Chávez, y los titulares de la Marina y la Defensa, Mariano Francisco Saynez y Guillermo Galván Galván, respectivamente.

Combate al narco

Antes de partir a Tamaulipas, el Secretario de Gobernación dijo que el asesinato del candidato del PRI refrenda la necesidad de combatir al crimen organizado desde todos los frentes.

En un mensaje desde el Palacio de Covián, Gómez Mont condenó este acto cobarde e informó que el gobierno federal colabora plenamente con las autoridades estatales para dar con los responsables.

En tanto, el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, calificó de cobardes los asesinatos e indicó que las autoridades federales coadyuban en la investigación. Agregó que los hechos violentos trastocan los anhelos de paz de la sociedad y anunció que en las próximas horas habrá más reuniones con instituciones estatales y federales.

[email protected]