La energía nuclear es la única fuente capaz de sustituir al gas, carbón y petróleo. Sustitución necesaria para evitar un cataclismo en el futuro, producto de los efectos del cambio climático, expresó el director general de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas (CNSNS), Juan Eibenschutz.

El doctor explicó a El Economista que las energías renovables que existen hasta el momento no son capaces de sustituir a los combustibles fósiles. La razón es simplemente de dimensiones , abundó. La densidad energética de las mareas, del Sol o viento, no son los volúmenes necesarios para sustituir al carbón.

Si bien, el Director de la CNSNS promueve el desarrollo de estas fuentes energéticas, enfatizó que no se puede confiar en un adecuado suministro de este recurso a través de su potencial.

Al respecto, Schneider Electric acotó que la planta nuclear de México genera las mismas cantidades de energía que las tres termoeléctricas con las que cuenta la Comisión Federal de Electricidad, con la ventaja de no generar Gases Efecto Invernadero.

Ante el temor de muchos ciudadanos sobre alguna explosión o fuga que se pudiese generar en las instalaciones, Eibenschutz aseguró que la Central Laguna Verde cumple con los protocolos de seguridad que se requieren a nivel internacional para poder operar.

Por otro lado descalificó las aseveraciones elaboradas por grupos de activistas y vecinos de la planta respecto del aumento de cáncer en la entidad por habitar en zonas cercanas a la Central o consumir alimentos que se producen en sus alrededores. Existe un laboratorio de la CNSNS que analiza la radiación y material absorbido por especies animales; los altos índices de radiación se detectan de manera inmediata con aparatos especializados , explicó.

Sostuvo que la Comisión Federal de Electricidad cuenta con estudios y análisis necesarios para garantizar y asegurar que la zona es segura. Además no existen muestras de una mayor incidencia en cánceres por parte de la Secretaría de Salud.

RESIDUOS

El doctor Eibenschutz reconoció que México lleva años tratando de encontrar un depósito para almacenar los residuos conocidos como de baja actividad. Estos rescoldos constituyen el material más radiactivo y el que contiene los niveles más altos de vida.

Detalló que se encuentran temporalmente almacenados en albercas distribuidas en la propia Central, seguras .

No obstante, encontrar un sitio para colocar estos restantes es un problema que habrá que resolver , declaró.

Pese a la importancia que la CNSNS da al desarrollo de este tipo de energía en el país, aseguró que por falta de visión a futuro , aún no se han concretado las fechas ni un plan de extensión del programa nuclear.

Al respecto, Schneider Electric, distribuidor de energía nuclear en el país, urgió a acelerar los trabajos para la construcción de una nueva planta, ya que el tiempo de vida de la central caducará en unos 15 años y la elaboración de un nuevo proyecto se realiza en por lo menos 20, lo que significa un retraso de cinco años.

[email protected]