Este martes la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) presentó 14 nuevas medidas para mejorar la calidad de aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, entre las que se encuentran la distribución de gasolinas con baja volatilidad, la regulación de obras públicas y la desaparición gradual de los microbuses.

A partir del 2020 se busca una modificación en el esquema del otorgamiento de los hologramas 00, 0, 1 y 2.

En el caso de los vehículos eléctricos e híbridos se entregará una placa ecológica, mientras que el holograma 00 será entregado a las unidades nuevas con un rendimiento igual o mayor a 15 kilómetros por litro y contarán con una etiqueta de rendimiento de combustible.

El holograma 0 será otorgado a los automotores que acrediten la prueba del Sistema de Diagnóstico a Bordo y la prueba de emisiones. El holograma 1 se entregará a las unidades con convertidor catalítico de tres vías y que acrediten la prueba de emisiones y el holograma 2 a las unidades sin convertidor catalítico de tres vías y que acrediten la prueba de emisiones.

Por otra parte, se informó que se retirarán de circulación las unidades de transporte de pasajeros y de carga cuando éstas emitan altas emisiones de contaminantes.

Además, a partir del 2021 el registro de motocicletas en la Zona Metropolitana del Valle de México sólo será para las unidades que cuenten con tecnología de control de emisiones o con tecnología eléctrica.

Respecto del transporte público, el gobierno capitalino prevé la renovación de 60% de unidades de RTP y de 70% de las unidades de transporte concesionado, utilizando filtros de partículas, así como el retiro gradual de microbuses.

Otras medidas

  • Se apostará  por la creación de programas de movilidad sustentable en oficinas de gobiernos federal y locales, así como en empresas, incluyendo trabajo a distancia, transporte de personal y auto compartido; este último contará con incentivos.
  • Se incrementará la detección y reparación de vehículos contaminantes, así como los montos de las multas.
  • Se mejorará el transporte público, por lo que se retirarán de circulación las unidades de transporte de pasajeros y de carga cuando se les identifiquen altas emisiones.
  • Se apostará por el despliegue de tecnologías de ultrabajas y cero emisiones con vehículos híbridos y eléctricos.
  • Se creará una norma de regulación de partículas de la industria local y se incentivará el uso de energía sostenible, como el uso de calentadores solares.
  • Se reducirá el uso de compuestos orgánicos volátiles en productos de uso doméstico como aromatizantes, pinturas, esmaltes y aerosoles.