A un año de que porros agredieran a alumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Azcapotzalco, que se manifestaban en las instalaciones de Rectoría de Ciudad Universitaria, nuevamente encapuchados vandalizaron las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 2018 los alumnos del CCH exigían la cobertura docente en su totalidad, transparentar el ejercicio del presupuesto otorgado al plantel, así como fomentar el mantenimiento a las instalaciones del inmueble y mobiliario, cuando algunos infiltrados comenzaron a agredirlos en Ciudad Universitaria (CU).

Estos actos ocasionaron la expulsión de la máxima casa de estudios de al menos 40 agresores de diferentes planteles y en colaboración con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México se procesó penalmente a más de 30 responsables, obteniéndose la reparación del daño en favor de las víctimas.

Este martes durante la conmemoración de los ataques contra los estudiantes, un grupo de personas encapuchadas vandalizaron la Torre de Rectoría, realizando pintas en los muros, rompiendo vidrios y lanzando petardos, también se enfrentaron con Personal de Protección Civil de la UNAM.

 

 

UNAM levanta actas 

La UNAM dio a conocer que levantó actas contra quienes resulten responsables de los actos violentos ocurridos esta tarde en la Torre de Rectoría.

A través de un comunicado, la UNAM aseguró que provocaciones como las del año pasado, ejecutadas por vándalos, son inadmisibles en la institución educativa en donde los estudiantes conviven en un ambiente de tranquilidad, para el adecuado desarrollo de las tareas académicas.

“En la Universidad de la Nación no cabe ni aceptamos la violencia. Esta casa de estudios condena la violencia ejercida por estos grupos vandálicos, los hechos obedecen a una burda provocación montada en contra de la Universidad Nacional”, comentó la institución.

Asimismo, señaló que con estos actos se pretende desvirtuar el legítimo derecho de la manifestación pacífica y generar la falsa idea de un inexistente ambiente de desestabilización.

Finalmente la institución advirtió que ya se han levantado las actas contra quienes resulten responsables.