Tan sólo en una semana, tres periodistas fueron asesinados en nuestro país, además de un ataque a las instalaciones de un periódico y una detención arbitraria, sumando 14 comunicadores asesinados en lo que va de este año.

El caso más reciente fue el asesinato del periodista Jorge Celestino Ruiz Vázquez, el pasado 2 de agosto en Actopan, Veracruz, y quien era corresponsal de El Gráfico de Xalapa. Contaba con medidas de protección.

Este sábado, la Fiscalía General de Veracruz informó que investigará por qué no se daba cumplimiento a las medidas de protección de la víctima y su familia, las cuales se encontraban vigentes.

En respuesta, la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad aseguró que las medidas de protección en favor del periodista fueron implementadas en tiempo y forma, de acuerdo con los oficios 384/2018 y  450/2018  girados por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y en Delitos contra la Libertad de Expresión para brindar  vigilancia tanto al periodista como a sus familiares durante seis meses más.

El mismo día, Edgar Alberto Nava López, director del portal La Verdad de Zihuatanejo  y director de Reglamentos y Espectáculos del Ayuntamiento de Zihuatanejo, fue asesinado en la región de la Costa Grande de Guerrero.

Mientras que el 30 de julio fue encontrado en la cajuela de un automóvil abandonando en la región de Zacatepec en el estado de Morelos el cuerpo  del periodista  y director del portal Guerrero al Instante, Rogelio Barragán.

De acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado de Morelos, el cadáver del periodista presentaba lesiones contusas en el rostro y una lesión en el área encefálica.

Además, el pasado 1 de julio la organización  Artículo 19 informó por redes sociales que el periodista Humberto Padgett,  quien es beneficiario del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas y sus escoltas, fue detenido de manera arbitraria por elementos de la Secretaría de Defensa Nacional y  de la Policía Estatal en el Estado de México.

Finalmente, la madrugada del 31 de julio dos sujetos incendiaron con bombas molotov la planta baja del edificio del periódico digital y semanario impreso El Monitor de Parral a dos cuadras de la plaza principal de Hidalgo del Parral, Chihuahua.

Los periodistas asesinados en lo que va del 2019 son: Rafael Murúa en Baja California Sur; Jesús Eugenio Ramos y Norma Sarabia en Tabasco; Reynaldo López,  Carlos Cota y Santiago Barroso en Sonora; Samir Flores en Morelos; Omar Iván Camacho en Sinaloa; Telésforo Enríquez en Oaxaca; Francisco Romero en Quintana Roo; Juan Escamilla en Tamaulipas; Edgar Alberto Nava en Guerrero; Jorge Celestino en Veracruz y Rogelio Barragán en Morelos.

Durante el parlamento abierto  para la dictaminarían de la Ley para Prevenir, Proteger, Investigar, Reparar y Sancionar los Delitos contra Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas, las organizaciones participantes han reconocido las faltas del Estado para garantizar la protección a estos grupos, así como las fallas del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.