La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México emitió nueve recomendaciones a distintas dependencias capitalinas por actos de tortura cometidos en contra de 176 víctimas directas.

La presidenta del organismo, Nashieli Ramírez Hernández, explicó que adicionalmente se identificaron a 70 víctimas indirectas quienes fueron afectadas por dicha práctica. Detalló que 80% de los hechos que motivaron las quejas sucedieron entre el 2012 y 2018.

Cinco de las recomendaciones fueron emitidas por tortura en Centros de Reclusión de la Ciudad de México, mientras que las demás corresponden a la falta de debida diligencia en la investigación de tortura sexual, uso de tortura psicológica como herramienta de investigación, actos de tortura y malos tratos en contra de personas adolescentes y jóvenes, además  del uso de la tortura como método de investigación en delitos de alto impacto.

Cabe mencionar que los instrumentos recomendatorios fueron dirigidos a la subsecretaría del Sistema Penitenciario, a la secretaría y subsecretaría de Salud, a la secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

La titular de la comisión enfatizó que el impacto que tiene la tortura en la vida de una persona la convierte en una de las formas más graves de violación de derechos humanos, orientada a consumir su dignidad.

“Es imprescindible denunciar la relación entre la tortura y la corrupción en muchas formas. Desde la negativa por pagar cuotas en las cárceles, la misión de obtener una declaración autoincriminatoria, hasta la corrupción en su modalidad de impunidad permite que suceda esta grave y generalizada violación a los derechos humanos”, manifestó.

Respecto de las recomendaciones, mencionó que todas las autoridades involucradas deberán realizar un acto de reconocimiento de responsabilidad y manifestar un compromiso explícito para prevenir, investigar, sancionar y erradicar estas prácticas, así como anunciar acciones concretas en el corto, mediano y largo plazos.