El huachicol en Hidalgo se mantiene pese a los programas sociales implementados por la administración federal, la principal estrategia para combatir la incidencia de dicho ilícito.

Entre enero y finales de abril pasado, en la entidad se registraron 1,900 tomas clandestinas, cantidad que casi iguala a todo el 2018, cuando en total se registraron en el estado 2,121 tomas ilegales.

De acuerdo con registros de Pemex divulgados vía transparencia, en lo que va del mismo periodo, Hidalgo se colocó a la cabeza a nivel nacional entre los 24 estados del país en donde se han registrado tomas ilegales.

En Tlahuelilpan, por ejemplo, pese a la tragedia suscitada el pasado 18 de enero por la explosión de una toma realizada a un ducto de Pemex, por lo cual murieron unas 137 personas y decenas más resultaron heridas, se han registrado 92 tomas ilegales entre enero y hasta el pasado 24 de abril.

El municipio de Tula de Allende, en el mismo periodo, se posicionó como la localidad hidalguense en donde más registros de tomas hay, con 301; en segundo lugar se ubicó Cuautepec de Hinojosa, con 291; y en tercer lugar está Atotonilco de Tula, con 146 tomas.

Fue tras la explosión suscitada en Tlahuelilpan que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la cobertura de programas sociales con el objetivo de evitar que la población realice actividades ilícitas.

Entrevistado por El Economista, el delegado para programas sociales del gobierno federal en Hidalgo y exdirigente de Morena en la entidad, Abraham Mendoza, aseguró que pese a las cifras registradas por Pemex, en el estado se ha registrado un baja importante en el huachicoleo.

Ante el cuestionamiento directo sobre si los programas sociales están funcionando, ya que el número de tomas clandestinas en el estado alcanza casi a todo lo registrado en el 2018, el funcionario federal afirmó que es probable que las tomas reportadas no sean nuevas y sean sólo descubrimientos de viejas tomas.

“Yo te quiero comentar algo (...) Hicimos un recorrido por el sitio donde fue la explosión (en Tlahuelilpan) y en una zona cercana encontramos una toma ya oxidada, cubierta, no se veía que fuera una toma nueva, sino una toma que seguramente utilizaban antes”.

El delegado aseguró que Hidalgo es la entidad en donde más se ha recuperado por el combate a la venta ilícita de combustible.

“Eso es inversamente proporcional a la cantidad de robo que había, ya que ahorita en las gasolineras hay un repunte de la venta lícita; entonces sin duda alguna ha bajado en porcentajes altos el robo de combustible”, manifestó.

De acuerdo con los datos de Pemex vertidos como respuesta a la solicitud de información de un ciudadano con folio: 1857000035519, son 29 los municipios de Hidalgo que entre enero y el 24 de abril del 2019 registraron incidencia en cuanto a descubrimientos de tomas clandestinas.