Tras afirmar que Nueva Alianza no permitiría una vulneración a su autonomía, el partido que es identificado con la lideresa magisterial, la expriísta Elba Esther Gordillo, anunció que a más tardar en marzo deberá elegir a su propio candidato presidencial.

Tras definir su salida de la coalición que encabezaba el PRI, y de la que forma parte también el Partido Verde, ahora deberán elegir a sus candidatos a diputados federales y a senadores en los distritos donde planeaban ir en coalición.

El reto para el Panal será conservar el registro como instituto, con una votación mínima de 2% del total de los sufragios que se emita el 1 de julio del 2012.

Acompañado por la hija de la lideresa magisterial, Mónica Arriola Gordillo, el presidente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro, defendió ayer en conferencia de prensa que su partido tiene autonomía y que busca mantenerse libre de subordinación.

Es mucho más lo que Nueva Alianza y nuestros aliados sociales podemos realizar en favor de México desde el ejercicio de nuestra libertad, que lo que podemos hacer estando sujetos a los límites que imponía una coalición con fines (...) se tornaban evidentemente electorales , argumentó.

El pasado viernes, el líder del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, anunció que llevaban pláticas con el Partido Verde y con Nueva Alianza sobre eventuales modificaciones al convenio de coalición, el cual fue firmado por su antecesor, Humberto Moreira. Días antes, Coldwell había informado de inquietudes al interior del PRI, tanto para ampliar la coalición como para disminuirla en diferentes estados.

Así, ayer Castro refirió que para la decisión de no ir en alianza con el PRI tomaron en cuenta factores, como que el número de legisladores que podría darles el escenario de coalición no necesariamente garantizaba un crecimiento real y político de Nueva Alianza.

De acuerdo con el convenio de coalición firmado en la víspera por los partidos, de los 300 lugares de mayoría relativa en la Cámara de Diputados, PRI, Nueva Alianza y PVEM irían en coalición en 126 y de ese número Panal tendría 24 candidatos.

Mientras que para el Senado, de los 64 lugares de mayoría relativa se contemplaban 20 candidaturas en coalición, de las cuales cuatro serían encabezadas por Nueva Alianza.

SUS TRES ENVIADOS ESTÁN FUERA

SEIS AÑOS DESPUÉS, NI UNO EN EL GABINETE

La relación del presidente Felipe Calderón con la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, ha tenido altibajos, pero la distancia entre ambos políticos se ahondó en el 2011, luego de que La Maestra revelara que en el 2006 llegó a un arreglo político para apoyar a Calderón en las elecciones a cambio de las direcciones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Lotería Nacional y el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Fue en julio cuando la Presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) reveló el pacto y, efectivamente, en esos cargos habían quedado elbistas: Miguel Ángel Yunes, Francisco Yáñez y Roberto Campa, respectivamente. Elba no mencionó nada de la SEP, desde cuya Subsecretaría operaba su yerno Fernando González, recién destituido. Ahora, ninguno de ellos está en el gabinete de Calderón.

El escándalo se desató después de una ruptura entre Gordillo y Yunes, exfiel amigo.

Gordillo acusó malos manejos en las cuentas del ISSSTE cuando Yunes era el titular; éste contestó que Elba le exigía 20 millones de pesos mensuales para su partido.

En medio de las críticas, el presidente Calderón externó que hubo un acuerdo político con Gordillo pero no fue electoral, sino en torno de la calidad educativa y precisó que en ningún momento hubo licencia para saquear las arcas del ISSSTE .

En este contexto, Gordillo se apresuró a limar asperezas. En mayo, calificó a Calderón como el Presidente de la Educación y hasta respaldó la política de seguridad del gobierno federal.

Pero al mismo tiempo, la Presidenta del SNTE guiñaba el ojo a varios políticos. Reveló que le gustaba Marcelo Ebrard como candidato a la Presidencia de la República y al día siguiente que éste declinó en favor de López Obrador, el partido de La Maestra anunció su alianza electoral con el PRI y su precandidato Enrique Peña Nieto.

El tema más reciente que involucró a ambos fue el nombramiento de Consuelo Sáizar como Secretaria de Educación Pública, que presuntamente fue detenido porque es ahijada política de Gordillo.