Tras la detención de César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua, en Florida, Estados Unidos, acusado de desvío de recursos públicos en diversas modalidades, Alejandro Moreno Cárdenas afirmó que, "tope hasta donde tope", el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está en contra de la corrupción.

“Siempre lo he dicho, el @PRI_Nacional estará del lado de la ley, y en contra de la corrupción, tope hasta donde tope. Si algún priista cayó en actos de corrupción habrá traicionado al gobierno, a las instituciones y al partido.

“Nunca estaremos con quienes han abusado para lograr provechos personales desde la función pública (...) A las instituciones habrá que defenderlas y consolidarlas, ellas no delinquen, lo hacen los funcionarios que las traicionan con desvíos y abusos’’, cita el mensaje que el presidente del Comité Ejecutivo (CEN) del PRI publicó en Twitter.

En febrero del año pasado, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI resolvió expulsar a Duarte Jáquez, prófugo de la justicia desde marzo de 2017, de las filas del partido tricolor en el que militó 42 años.

A través de un oficio dirigido a Omar Bazán Flores, presidente del Consejo Político Estatal del PRI en Chihuahua, se ordenó la baja del chihuahuense del padrón de militantes priistas.

Además de gobernador constitucional de su estado natal durante el periodo 2010-2016, Duarte Jáquez fue dos veces diputado federal del PRI —presidió la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados durante un año, del 2008 al 2009— y una, diputado local.

[email protected]