Este año, México retrocedió tres lugares en el Índice Global de Estado de Derecho 2020, al ubicarse en el puesto 104 de 128 países, según el informe elaborado por la organización World Justice Project.

En el ranking global del 2020, México resultó peor evaluado que Nigeria, Kenia, Guatemala y Sierra Leona, entre otros.

En términos de puntaje, el país pasó de 0.45 a 0.44, en una escala que oscila entre cero y uno, donde uno indica mayor adherencia al Estado de derecho, según la escala del estudio.

El informe midió ocho factores: restricciones sobre el poder del gobierno, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento normativo, justicia civil y justicia penal.

A nivel regional, México se ubicó en el lugar 26 de 30 países de América Latina y el Caribe.

La corrupción, la seguridad y la justicia penal son aspectos que requieren mayor atención en nuestro país, se refirió en el informe.

En cambio, el factor mejor evaluado fue el de gobierno abierto, donde México ocupó el lugar 36 de los 128 países evaluados, esto debido a las mejoras en la apertura del gobierno y respeto al derecho a la información y participación cívica.

Mientras que por el factor que mide las restricciones sobre el poder del gobierno, a nivel regional, México se colocó en el lugar 25 y en 89 de 128 a nivel mundial.

Sobre la ausencia de corrupción, México se posicionó entre los países con peores calificaciones al colocarse en el lugar 29 de 30 a nivel regional y en el 121 de 128 países del mundo.

Dinamarca, Noruega y Finlandia encabezaron el ranking del Índice de Estado de Derecho de WJP en el 2020 como los mejor evaluados.

Mientras que Venezuela, Camboya y la República Democrática del Congo tuvieron los puntajes generales más bajos en cuanto a Estado de derecho, lo mismo que en el 2019.

El descenso en el ranking global fue casi generalizado y la mayor parte de los países retrocedieron o permanecieron sin avances en su desempeño general en la materia respecto a las evaluaciones del año pasado.

Los mayores retrocesos en términos generales en el estudio se observaron en derechos fundamentales, restricciones sobre los poderes de gobierno y ausencia de corrupción.

Tan sólo con respecto a derechos fundamentales, 67 países cayeron en puntaje.

Las naciones que se encuentran entre los 10 primeros del índice en la calificación general del Estado de derecho permanecen sin cambios desde el último informe. Sin embargo, este año, por primera vez, Estados Unidos cayó de los 20 principales países, y fue reemplazado por España.

El Índice de Estado de Derecho del WJP es la principal fuente de datos originales sobre el Estado de derecho en el mundo.

El Índice se basa en encuestas en más de 130,000 hogares y a más de 4,000 especialistas en 128 países, y mide la percepción y la experiencia de la población general con el Estado de derecho en situaciones prácticas y cotidianas.

La ONG define el Estado de derecho como un sistema duradero de leyes, instituciones, normas y compromiso comunitario que ofrece: responsabilidad, leyes justas, gobierno abierto y justicia accesible.

[email protected]