La educación Braille amplía las oportunidades de empleo y de desarrollo humano de las personas con alguna discapacidad, al contar con más y mejores herramientas para trabajar y vivir en el mundo actual, afirmó el secretario de Educación Pública, José Ángel Córdova Villalobos.

Al presentar los módulos en Braille del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA) para primaria, en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el funcionario federal asentó que además se afianzan los valores cívicos y éticos.

Entre los esfuerzos que se han hecho a favor de las personas con discapacidad, resaltó que más de 165,000 alumnos cursan su educación básica, apoyados con educación especial, y más de 4,000 están en el programa de bachillerato creado en 2009 y que opera en 46 aulas con tecnología adaptada en las principales ciudades del país.

Además, dijo Córdova Villalobos, alrededor de 10,000 estudiantes con alguna discapacidad aprenden algún oficio en los Centros de Formación para el Trabajo en las 32 entidades federativas.

Refirió que los 138 centros de apoyo y acceso universitario de la Universidad Abierta y a Distancia de la SEP incluyen infraestructura de hardware y de software especial, para la atención de alumnos con discapacidad.

Hoy pueden acceder a esas carreras que se dan en línea y en donde hay toda la flexibilidad para que además puedan realizar otras labores , afirmó el responsable de la Educación en el país.

Subrayó que hoy se tiene una matrícula superior a los 50,000 alumnos, que crecerá en dos años a 100,000 y a finales del próximo sexenio a 180,000 , además de que en las instituciones de educación superior hay cada vez mayor accesibilidad física para las personas con discapacidad.

En este contexto, José Ángel Córdova destacó que a dichos esfuerzos se suman los del INEA que hoy, ha trasladado su modelo de educación para la vida y el trabajo a una serie de materiales educativos y de apoyo en el sistema Braille .

Aseguró que en la actualidad, las personas invidentes o débiles visuales podrán iniciar o seguir sus estudios de educación básica utilizando las mejores herramientas del conocimiento, así como el respaldo de los asesores especiales.

En el acto, Juan de Dios Castro Muñoz, director general del INEA, informó que en México existen poco más de cuatro millones de personas, mayores de 15 años, con alguna discapacidad visual, motora, mental o auditiva, y de los cinco millones de analfabetas del país, más de un millón son discapacitados.

El INEA, observó, ya atendía a personas débiles visuales o ciegas, pero no a través del sistema Braille, sino a través de computadoras parlantes o cuando el asesor leía los materiales o los exámenes a los educandos, hoy con este material será mejor .

A su vez, Miguel Agustín Limón Macías, director general de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), opinó que convertir los libros al sistema Braille es una labor cuidadosa, compleja, que requiere de expertos y el apoyo de invidentes y la sociedad civil.

Hoy, puntualizó, nos sentimos orgullosos de la entrega de los primeros 3,150 paquetes, cada uno de ellos con varios tomos en 11 versiones que podrán hacer realidad, para los invidentes, el cumplir con el derecho que tienen a la educación.

mac