El gobierno de Estados Unidos decidió que finalmente no invertirá 2,000 millones de dólares en el sureste de México, como había prometido, para Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica que propuso el presidente Andrés Manuel López Obrador a su homólogo estadounidense, Donald Trump, con la finalidad de frenar la migración ilegal procedente de esa región.

Así lo reveló esta mañana el propio presidente López Obrador durante su habitual conferencia matutina en Palacio Nacional.

“Hay que decir que no cumplió el gobierno estadounidense con el ofrecimiento de que iban a destinar inversión al sur sureste, pero nosotros sí hemos invertido. La inversión en el sur-sureste ha crecido mucho con ese propósito de crear cortinas de desarrollo de sur a norte, para que la gente no se vea obligada a emigrar y que tengan trabajo en sus pueblos”, dijo el mandatario federal.

Cabe destacar que el 13 de junio del año pasado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que dentro de los acuerdos que había logrado en  una visita por aquellas fechas a Estados Unidos, estaba el de que el gobierno de Donald Trump invertiría 5,8000 millones de dólares en Centroamérica y 2,000 millones de dólares en el sur de México.

“Se hizo un plan para Centroamérica con la ONU, el presidente lo presentó en el Palacio Nacional, y estamos por iniciar las acciones de ese plan que es un plan inmediato de empleo. ¿Por qué migra la gente?, pues por la pobreza, ¿qué le hemos dicho a los Estados Unidos? Pues en vez de sólo preocuparte por decirle a la gente que no vaya, o enojarte con México porque pasan por el país, mejor ponte a invertir en Centroamérica y démosle empleo a la gente, igualmente que en el sur de México”, dijo Ebrard aquel entonces.

Incluso, el 12 de septiembre, el canciller Marcelo Ebrard Marcelo informó que el gobierno de Estados Unidos ya había comenzado a transferir recursos a México como parte del acuerdo migratorio entre ambos países, y del plan integral propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador para contener la migración desde Centroamérica.

Indicó que EU ya ha transferido 126 millones de dólares para micro financiamiento a pequeñas y medianas empresas, y se firmaron dos cartas de intención para proyectos de infraestructura en el sur de nuestro país por 800 millones de dólares. Aseveró que además había tres proyectos en proceso de negociación por otros 330 millones de dólares.

El Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica (PDI) fue elaborado por mandato de los presidentes de México, El Salvador, Honduras y Guatemala, y presentado por la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, el 20 de mayo de 2019. El plan recibió el apoyo de Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), Alemania, Chile y España a los pocos días de su lanzamiento. Posteriormente, Estados Unidos  recibió con elogios la iniciativa.

En el plan destacaba la inversión en infraestructuras: conexión eléctrica, gasoductos, carreteras y líneas ferroviarias, fundamentales para impulsar el desarrollo.

jmonroy@eleconomista.com.mx