El abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, ve necesario elevar la participación de capital privado en la petrolera estatal Pemex para hacerla más eficiente, como parte de una reforma que la llevaría en el futuro incluso a cotizar en la bolsa.

Peña Nieto dijo que los pasos seguidos por la brasileña Petrobras serían un modelo a seguir para Pemex, en cuyas manos radica exclusivamente la explotación de los hidrocarburos del país.

"La experiencia exitosa de Petrobras sin duda se ha convertido en un gran referente. Yo creo que hay mucho que aprender de esa experiencia", dijo Peña Nieto en entrevista con Reuters el lunes.

El político, que encabeza los sondeos de intención de voto hacia los comicios del 1 de julio, explicó que una vez que se haya logrado una mayor eficiencia en Pemex se podría contemplar que cotice en bolsa en el futuro.

"Creo que primero habría que lograr la apertura para hacer de Pemex una empresa más grande y luego en una etapa posterior, podría ir a la bursatilización", dijo Peña Nieto.

NUEVO CUERPO POLICÍACO

Señaló que si llega a la presidencia crearía un nuevo cuerpo policiaco con militares para intentar controlar los asesinatos, secuestros y extorsiones de los cárteles de la droga, y que esto tendrá prioridad sobre el narcotráfico.

La estrategia del gobierno del presidente de la República, Felipe Calderón, está bajo serios cuestionamientos porque tras cinco años de desplegar al Ejército y policías federales contra los cárteles del narcotráfico, la violencia no cesa y estas bandas, además de traficar drogas, tienen aterrorizados a pueblos enteros y corrompidas a sus policías.

Yo estoy proponiendo la creación de una... como se denomine es lo de menos, pero partamos de la idea que sea una gendarmería nacional, precisamente con el apoyo de los militares que prestan esta labor de seguridad pública", dijo Peña Nieto en una entrevista en las oficinas de Reuters en la Ciudad de México.

Peña Nieto indicó que el objetivo es disminuir principalmente los homicidios, secuestros, extorsiones y trata de personas, que arreciaron en los últimos años a medida que la lucha de los narcotraficantes por el control de territorios se hizo más intensa.

"Reafirmo la obligación del Estado mexicano de combatir al narcotráfico, pero ahora tenemos otro tema que resulta de mayor prioridad que es la violencia", señaló.

Insistió que hay aspectos de la estrategia de Calderón que conservaría, como el incremento gradual de la Policía Federal, cuyo número de efectivos en la actual administración pasó de 6,000 a más de 36,000.

MÁS FEDERALES

De ganar las elecciones del 1 de julio, el candidato dijo que aumentaría el número de federales a 50,000 o más, al tiempo que la gendarmería nacional estaría destinada sobre todo a dar apoyo a los municipios vulnerables contra el narco, que tiene aterrorizadas a poblaciones enteras en todo el país.

"¿Con qué propósito? El apoyar a los municipios de gran debilidad institucional o que algunos tienen muy poca policía o no la tienen, o la tienen pero muy disminuida en capacidad y donde me parece que se está refugiando el crimen organizado o los grandes cárteles", aseguró el candidato.

Esta gendarmería le daría un carácter civil al trabajo de los militares y estaría integrada por entre 40,000 y 50,000 efectivos que actualmente están destinados al combate antinarco y utilizaría en un principio las instalaciones del Ejército.

Sin embargo, esto no implicaría la retirada automática de las tropas, algo que se realizaría gradualmente a medida que la policía complete un proceso de profesionalización y que ya esté instalada la gendarmería nacional.

Una de las críticas que se hacen a la actual estrategia es que existe una gran descoordinación entre fuerzas federales, estatales y municipales, éstas últimas muy vulnerables al poder corruptor de los narcotraficantes por su mala capacitación y bajos salarios.

MIF