Quizás es el estado más visitado por el presidente Enrique Peña desde que asumió el mandato. Al actual Ejecutivo, cuando se trata del Estado de México, le late muy fuerte el corazón, y aún más cuando se trata de su amado Atlacomulco.

Ayer, el presidente acudió a su tierra natal, arropado por su gente y en compañía del gobernador Eruviel Ávila. Para este 2015, en el Presupuesto de Egresos de la Federación se han programado varias obras para Atlacomulco.

A este municipio mexiquense se destinarán este año al menos 50 millones de pesos para infraestructura social. Atlacomulco, tierra emblemática para el priísmo mexiquense, tenía al 2010 menos de 100,000 habitantes.

Siempre me está preguntando, e instruyendo el señor presidente, de las obras, de las acciones: ‘Ahí te encargo mucho a mis paisanos Eruviel’; así es que a trabajarle fuerte señor presidente, espero estarle entregando a usted muy buenas cuentas... , manifestó Ávila en la entrega de obras: el libramiento de Acambay, la Universidad Politécnica de Atlacomulco y el Almacén Granelero, también en Atlacomulco. Este mismo lunes, Peña Nieto se congratuló porque el rostro del norte del Estado de México se ha transformado en las últimas décadas.

En el 2015 el gobierno federal, a través del Instituto Politécnico Nacional, y conforme a la disponibilidad presupuestaria, asignará recursos para la construcción del clúster politécnico Atlacomulco, informa el PEF 2015.

También se consideran para este año 5 millones de pesos en la construcción del museo histórico de atlacomulco, y ampliaciones para infraestructura carretera de al menos 35 millones de pesos en vías que conectan a Atlacomulco.