El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, llamó al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañon, a convocar -como lo prometió- a una mesa técnica para revisar la viabilidad de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). El candidato se dijo estar dispuesto a que puedan convencerlo de que es viable seguir adelante con esa obra.

“Vamos a espera, porque todavía no ha dado una respuesta el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, que fue el que se comprometió a que iba a llevar a cabo esta mesa para transparentar los contratos. Yo estoy esperando, pacientemente, a que ellos nos convoquen; ya tenemos listos a los cinco técnicos que van a participar”, dijo López Obrador.

Entrevistado en Santa Catarina, Nuevo León, en su segundo día de campaña proselitista, el tres veces candidato presidencial indicó que en ese debate participarían (para defender su idea de cancelar la construcción del NAIC y construir dos pistas en Santa Lucia) los ingenieros Javier Jiménez Espriú, José María Rioboo y Sergio Samaniego, así como dos especialistas más.

“Si ellos defienden su proyecto, entonces, yo los invito a que se lleve a cabo este encuentro público. Cinco técnicos del CCE; cinco técnicos del gobierno y cinco técnicos de nosotros, y les invitamos a ustedes para que sea una exposición, un debate con todos los medios, y que el pueblo de México tenga todos los elementos. Y que ahí se den a conocer los contratos; quiénes son los beneficiados con estos contratos; a cuánto asciende el presupuesto que van a destinar; en cuánto tiempo van a terminar el aeropuerto.

“Todo esto habría que analizarlo, y estamos dispuestos a que esta semana se lleve a cabo, que no vayan a salir con evasivas, porque son muy buenos para hacerse los occisos, es decir, no dar la cara y mandar a sus representantes”, comentó.

Por ello, dijo, “sería muy bueno que ya se lleve a cabo la mesa, y que participen los medios de información, que sea a la vista de todos, que esto 15 técnicos den a conocer todos sus argumentos, se conozca bien todo el proyecto, y de esa manera se resuelva, y nosotros vamos a esperar a que hay una respuesta en este sentido”.

Cuestionado respecto de si en esa mesa se define que es mejor continuar la construcción del nuevo aeropuerto, López Obrador, respondió: “Que ellos nos convenzan, o que nosotros les demos a conocer nuestro proyecto que es mejor que lo que ellos están proponiendo”.

¿Está dispuesto a recular (en su idea de cancelar el NAIM)? -se le preguntó.

“Desde luego, si para eso es el debate técnico, para ver qué es lo que le conviene más a la nación, a México. Nosotros sostenemos que lo del aeropuerto en Texcoco, es un gran socavón, un barril sin fondo, es un monumento a la corrupción”, respondió.

No caeré en provocaciones, dice

En otro tema, el candidato presidencial (Morena, PT y Encuentro Social), Andrés Manuel López Obrador, consideró como una provocación la convocatoria del también aspirante José Antonio Meade, para sostener un debate sobre su patrimonio. El político tabasqueño dijo que no se enganchará en ningún debate, y durante su campaña no caerá en ninguna provocación.

“No voy a caer en ninguna provocación; no me voy a enganchar en ningún debate, no me voy a enojar. Mis asesores de los pueblos de México me están recomendando que yo no me enoje, que no conteste ninguna provocación. Ósea, que se ahorren cualquier provocación los candidatos de los otros partidos, porque no voy a contestarles. ¡Miren, todo va a ser así: amor y paz!”, dijo.

[email protected]