La Cámara de Diputados determinó por 216 votos en favor y 83 en contra que no existen elementos suficientes para aprobar la Cuenta Pública 2009, ya que no cumplió los objetivos de la política de gastos y los avances en el cumplimiento de los objetivos de los programas nacionales y sectoriales .

El dictamen de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública indicó que dichos programas tuvieron un impacto marginal en beneficio de la sociedad, y apuntó que de los 945 dictámenes elaborados por la Auditoría Superior de la Federación 263 resultaron con opinión limpia.

Sin embargo, dijo, existieron algunas irregularidades graves y recurrentes en el ejercicio del gasto y también en el ejercicio de los recursos transferidos a estados y municipios.

Por lo tanto los resultados de la gestión financiera no se ajustaron a los criterios señalados por el Presupuesto de Egresos ni se cumplieron los objetivos de la política de gasto.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Navarrete Prida, señaló que de acuerdo con las evaluaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y la comisión se concluyó que no existen los elementos suficientes para aprobar la cuenta pública 2009.

El legislador mencionó que en la gestión del presidente Felipe Calderón Hinojosa los objetivos de empleo y crecimiento quedaron muy por debajo de lo estimado.

La orientación de la macroeconomía en los últimos años fue garantizar el equilibrio macroeconómico sin importar el bajo desempeño económico , señaló.

A su vez los diputados Carlos Alberto Pérez Cuevas, Raúl Gerardo Cuadra García y Liev Vladimir Ramos, del Partido Acción Nacional (PAN), argumentaron que no hay sustento técnico para no aprobar la Cuenta Pública 2009.

El coordinador del grupo parlamentario de este instituto político, Carlos Alberto Pérez Cuevas, sostuvo que las cuentas públicas 2008 y 2009 ya fueron revisadas, observadas y solventadas, y no se encontraron irregularidades.

Los panistas consideraron que existe la intención de descalificar la gestión del gobierno federal y es una mezquindad política, en virtud de que se niegan a ver los logros políticos .

Recordaron la gestión de Enrique Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México, e indicaron que el priista fue reprobado en la Cuenta Pública de ese año y que cometió delitos fiscales pues no reportó el descuento del ISR y del ISPT.

Por su parte la diputada Esthela Damián Peralta, del PRD, señaló que hablar del dictamen de la Cuenta Pública 2009 en las circunstancias en las que se han venido desarrollando las diferentes propuestas para la mejora de la ASF con la negativa, en específico de la fracción parlamentaria del PAN, es verdaderamente lamentable.

Lamentable porque hoy sabemos que solamente es discurso, es retórica, es un quedar bien con los medios de comunicación, pero es una falta total de compromiso hacia la rendición de cuentas y el combate a la opacidad y a la corrupción , expresó.

El diputado Carlos Flores Rico, al fijar la posición del PRI, indicó que es muy injusto que después de la gestión pública del gobierno federal en 2009 el resolutivo sólo sea de se aprueba o se desaprueba.

Creo que deben exigirse responsabilidades, deben consignarse responsables y debe darse también ejemplar castigo a quienes han causado tanto daño a esta nación , refrendó.

A su vez Jesús Alberto Cano Vélez explicó entre 2003 y 2009, en promedio anual, los ingresos excedentes aumentaron en 193 mil millones de pesos, cuatro veces más que lo recaudado del IETU en ese año.

Es decir, un billón 800 mil millones de pesos en promedio de recursos excedentes en los últimos 10 años, pero se desconoce en qué se utilizó ese dinero, pues no hubo mayor crecimiento, no se generaron más empresas ni disminuyó la pobreza, puntualizó.

klm