La Policía Federal informó del desmantelamiento de un grupo criminal dedicado al secuestro, que, pese a cobrar los rescates, privaba de la vida a las víctimas.

Dicho grupo operaba principalmente en el municipio de Coatzacoalcos, Veracruz, y se le atribuyen al menos 12 actos delictivos.

En conferencia de prensa el responsable de la División de Investigación de la Policía Federal, Omar García Harfuch, manifestó que a partir de un secuestro perpetrado el pasado 2 de junio los elementos federales abrieron una investigación que permitió identificar la zona y la movilidad del grupo, el cual se caracterizaba por atraer a sus víctimas a través de las redes sociales, enganchadas por una mujer.

Esta organización delictiva se caracteriza por su alto grado de violencia, ya que una vez entregado el dinero por el que liberaría a las víctimas, en la mayoría de los casos éstas eran privadas de la vida , se informó.

Fueron capturados Rafael N y Reyna Isela N en la colonia Ciudad Olmecas en Coatzacoalcos, identificados como las principales cabezas del grupo.

Según García Harfuch, Rafael N estaría relacionado con al menos 10 casos de secuestro en agravio de familias del estado de Veracruz, como se desprende del intercambio de información que se tuvo con la Fiscalía General del Estado de Veracruz, razón por la cual fueron puestos a disposición de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de esa entidad.

Recordó que la Unidad en agosto y septiembre pasados logró la detención de otros dos integrantes de esa organización y el abatimiento de un presunto plagiario; ahí se capturó a Orlando N , quien sería la principal cabeza del grupo criminal y fue puesto a disposición de un juzgado federal, dado que se sustentó que sus operaciones delictivas las realizaba de Alvarado hasta Cosamaloapan.

Encuentran cuerpos de?cuatro jóvenes en Michoacán

Cuatro jóvenes hallados muertos han sido identificados como miembros de un grupo católico evangélico, informaron autoridades.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Michoacán detalló que familiares de los hombres identificaron sus restos.

Los religiosos fueron vistos por última vez el sábado, dijeron los familiares a las autoridades, aunque no reportaron en ese entonces su desaparición.

José Luis Segura Barragán, antes párroco de la localidad de La Ruana, comenzó el domingo a informar sobre la desaparición mediante Facebook. Dijo que los evangélicos pertenecían a un grupo llamado Arcoiris que hacía proselitismo en las comunidades locales. Todos tenían alrededor de 20 años.

Los jóvenes fueron vistos por última vez afuera de la iglesia aproximadamente a las 10:30 de la noche.

Segura no respondió de inmediato a mensajes, pero la diócesis de Apatzingán confirmó que esa página de Facebook es de Segura.

Los muertos fueron hallados el martes en San Juan de los Plátanos, a unos 16 kilómetros al oeste de Apatzingán.

En su página de Facebook Segura atribuyó la matanza al crimen organizado y pidió a la comunidad resistirse a la violencia.

[email protected]