Desde hace 11 años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) propuso la descentralización administrativa; el proyecto correspondiente no se pudo concretar en el Congreso de la Unión.

A través de una iniciativa de reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, presentada ante la Cámara de Diputados, Pedro Montalvo Gómez planteó la necesidad de otorgar facultades expresas de descentralización a las secretarías de la Función Pública (SFP), de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y crear un órgano de coordinación intersecretarial encargado de diseñar un Programa Nacional de Descentralización y Fortalecimiento del Federalismo.

“Hay razones administrativas, históricas, económicas y políticas para realizar un corte y dar nuevo impulso a la descentralización, el fortalecimiento del federalismo y la eliminación de las estructuras que representan a la federación en los estados, que generan duplicidad, sobrecarga fiscal, complejidad administrativa, limitación a la soberanía de los estados y distanciamiento entre las necesidades locales, de los programas públicos”, consideró el priista veracruzano.

De ahí que promovió reformas a la citada ley para otorgar facultades expresas de descentralización a la SFP y SHCP.

La propuesta del expresidente municipal de Omealca, Veracruz, sugería que ambas dependencias, en coordinación con la Comisión Intersecretarial de Descentralización, a crearse, formularán el Programa Nacional de Descentralización y Fortalecimiento del Federalismo por el que se fijarían objetivos y metas cuantificables, así como un calendario de ejecución con acciones anuales para trasladar estructuras, recursos y decisiones a los gobiernos estatales y municipales.

Dicho programa, precisó Montalvo Gómez en su iniciativa de ley, debía incluir un apartado específico de eliminación de las delegaciones y representaciones de las dependencias y entidades federales en los estados para que los gobiernos locales y municipales pudieran ejercer sus funciones, trasladándoles sus estructuras y recursos.

“Este programa deberá establecer como prioridad y con un calendario preciso el traslado de la responsabilidad federal a cargo de las delegaciones y representaciones hacia los estados de las áreas de desarrollo social, agricultura, ganadería, pesca, salud y educación, cuyo caso deberá cumplirse totalmente en un plazo de tres años a partir de la publicación del presente decreto”, enfatizó.

Armonía

En la exposición de motivos de la propuesta, el diputado federal que integró la LX Legislatura (2006-2009) detalló que la descentralización administrativa es de importancia trascendental porque “se circunscribe, en lo esencial, a la distribución y equilibrio del poder público y a la capacidad de las instituciones para responder a los problemas del desarrollo y a las necesidades sociales de la población”.

Desde su óptica, se trata de un sistema de vida que permite que las instituciones se articulen en sus ámbitos de competencia y que la relación entre gobernantes y gobernados sea amplia, directa y fluida.

estados@eleconomista.com.mx