El PAN nacional, a través de Federico Döring y diputados locales de Coahuila exhibieron dos nuevas acusaciones contra la actual administración estatal. La primera de ellas es la posible presentación de documentación falsa para adquirir deuda pública, que alcanza los 3,000 millones de pesos.

Según el senador del panista y los legisladores coahuilenses Rodrigo Rivas y Esther Quintana, el titular del Servicio de Administración Tributaria del estado, Javier Villarreal, requirió el dinero con la supuesta aprobación del Congreso local, pero esto es falso, dijeron.

La segunda denuncia tiene que ver con un presunto fraude en la entidad en contra de productores de carbón.

Acusan a Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila (Prodemi), la cual retuvo 12.5 pesos por cada tonelada extraída, los cuales tenía que destinar a rubros de seguridad y obras de infraestructura, pero esto no ocurrió.

Los diputados estatales Rodrigo Rivas y Esther Quintana explicaron que mediante documentos falsos -supuestamente aprobados por el Congreso estatal- se colocó deuda pública. Lo único que se tiene es el decreto que publicó el gobierno local el 12 de julio del año pasado, en donde supuestamente el Congreso del estado autoriza un crédito por 1,000 millones de pesos, no obstante la deuda no está autorizada, dijo.

Döring pidió a la Secretaría de Hacienda investigar esta presunta falsificación. No puede ser que cualquier pillo presente documentos falsos, en contubernio con un banco, para fondear una línea de crédito a espaldas del Congreso .

Con relación al presunto fraude en contra de productores de carbón, en Coahuila desaparecieron 762 millones de pesos, ya que Promotora para el Desarrollo Minero de Coahuila funcionó como caja chica del gobierno estatal, dijo.

El gobierno del estado emitió un comunicado en el cual asegura que Federico DÖring miente porque el ejercicio de Prodemi es dictaminada por un despacho externo, contratado para ello por la Secretaría de la Función Pública.

[email protected]