La empresa Gas Express Nieto deberá reparar el daño a 72 lesionados y a los familiares de los tres occisos, además de pagar parte de la reconstrucción del hospital materno infantil siniestrado tras la explosión de una de sus pipas el pasado 29 de enero, lo que se prevé tenga un costo de 500 millones de pesos, aseguró Miguel Ángel Mancera.

El jefe de Gobierno de la ciudad de México adelantó que esta semana la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) dará a conocer el resultado de los peritajes ya que sólo faltan los resultados de los dictámenes de arquitectura y mecánica industrial, para fijar el monto de los daños ocasionados por la explosión al concluir el retiro de escombros.

En relación con la situación contractual con la empresa gasera, Mancera Espinosa expuso que se encuentra en revisión debido a que existe una averiguación previa y la PGJDF está allegándose todos los elementos periciales y estimó que como fue imprudencial, el nuevo sistema oral ofrece una serie de alternativas de conciliación y no necesariamente llegar a las instancias de los tribunales, y agregó que en este caso la empresa Gas Express Nieto no tiene la obligación de reconstruir el hospital, pero sí pagar el monto que fijen los peritajes

Recordó que en un encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, se acordó un respaldo de recursos federales, más recursos propios y lo de la reparación del daño de la gasera se podrá reconstruir el hospital, que ha sido derribado en su totalidad, para crear un nosocomio más moderno y con todas las adecuaciones preventivas.

Por la tarde, el secretario de Salud capitalino, Armando Ahued Ortega, reportó que ya sólo quedan 25 personas hospitalizadas, de las cuales 10 se encuentran bajo el diagnóstico de graves, cuatro de ellas son recién nacidos, entre los que se incluye el que se encuentra atendido en Estados Unidos, y seis más son adultos.

[email protected]