El tercer bloque y último del primer debate presidencial previo a la elección del 1 de julio se caracterizó por los señalamientos a José Antonio Meade, candidato de la coalición Todos por México, sobre qué tan rechazado es el partido al que reprsenta, así como la lucha que los cinco candidatos se proponen en apoyar a los grupos vulnerables del país.

Aseguraron tener claro lo que proponen y quieren cumplir enfatizando en la seguridad y transparencia para un crecimiento en conjunto.

Margarita Zavala, la primera participante en el tercer bloque, argumentó que nadie se va a quedar atrás y que se necesita la participación de todos para un observatorio ciudadano, desafiando a la ciudadanía a que revisen todas sus promesas acentuando que no regalara dinero como AMLO, por lo que se comprometió a dar pagos justos según el desarrollo del trabajo de cada quien.

La periodista Azucena Uresti Mireles cuestionó a Zavala qué es lo que propone de diferente al expresidente Felipe Calderón, a lo que respondió que ella siempre ha mostrado su identidad y que siempre ha estado en la política.

Tocando temas de diversidad sexual, Zavala se mostró en acuerdo y respeto a los matrimonios de la comunidad LGBT.

El abanderado de Todos por México, José Antonio Meade, resaltó que puede ver a la cara a quienes nos están escuchando, y que no tiene más compromiso que con México”, dijo que cada propuesta que plantea tiene soporte y viabilidad.

Jaime Rodríguez “El Bronco”, candidato independiente, pidió una consulta ciudadana para que los mexicanos le digan qué es lo que se tiene que hacer a través de un análisis y que pueda dar propuestas concretas en los próximos debates.

Al participar en el bloque denominado "Democracia, pluralismo y grupos en situación de vulnerabilidad", consideró que debería haber debates entre candidatos cada semana, a fin de que la ciudadanía conozca con mayor detalle y claridad sus planteamientos.

Margarita Zavala presumió de no tener spots y pidió que regresen el dinero. López Obrador reviró y dijo que ha regresado 103 millones de pesos a damnificados, a lo que Jaime Rodríguez abundó que eso no se puede hacer.

Anaya, en replica, comentó que él entregó 200 millones de pesos y se comprometió a sustentarlo con documentos que enseñará.

Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que busca la transformación del país, “no voy a fallarle a los mexicanos, no voy a traicionar a millones de mexicanos que están confiando en nosotros”, pero dejó como opción en caso de incumplimiento de sus promesas de campaña el someterse a la revocación de mandato.

Anaya sostuvo que ésta no es una elección más, pues está en juego el futuro de una generación, “es una contienda entre dos visiones de país, construyamos juntos el México donde todos cabemos”.

El candidato de la coalición Todos por México a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, planteó una corresponsabilidad entre el Legislativo y el Ejecutivo para evaluar las promesas de campaña.