Tomás Ángeles Dauahare, general de División, dijo que su nuevo arraigo fue manipulado por altos funcionarios del Ejército ya que lo veían con altas probabilidad de ocupar el puesto de secretario de la Defensa Nacional, el próximo sexenio.

En entrevista para Milenio, Ángeles Dauahare sostuvo que generales de división, que aspiran al puesto de titular de la Sedena, son quienes están detrás de las acusaciones y desestimó que sea Guillermo Galván Galván quien haya ordenado el arraigo en su contra.

Ahora al General de División se le culpa de fomentar el narcomenudeo desde el Colegio Militar. La denuncia la hizo un supuesto sargento a través de una llamada anónima y señaló a Dauahare de promover el narcotráfico cuando se desempeñó como director del Colegio Militar, en la década de los noventa.

En el caso del General, hace unas semanas un abogado, amigo Ángeles Dauahare detenido en mayo por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, denunció haber sido torturado por militares y agentes del ministerio público para que declarara en contra de éste.

Con información de Milenio

mac