La Cruzada Nacional contra el Hambre ejercerá este año un presupuesto histórico de 200,000 millones de pesos, monto que estará sujeto a la transparencia, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

De gira por Oaxaca, donde participó en el primer taller de capacitación para la utilización de recursos del Ramo 33, la funcionaria explicó que el dinero para combatir la pobreza se debe a la concurrencia de 70 programas federales y tan sólo la Sedesol aportará 80,000 millones de pesos.

Refirió que se hicieron cambios a la Ley de Coordinación Fiscal para evitar la discrecionalidad y transparentar el uso de los recursos en los municipios en los que opera la estrategia federal antipobreza.

Hemos publicado los criterios y las fórmulas a partir de las cuales cada entidad tendrá que distribuir el dinero en sus municipios. Aquí no hay manejos discrecionales, se trata de una fórmula que se aplica y establece con toda claridad y transparencia los recursos que corresponden a cada municipio , declaró.

Asimismo, Robles Berlanga anunció que propondrá que la Cruzada Nacional opere en más municipios, no sólo en los 400 que seleccionó el gobierno.

Para ello solicitará a la Comisión Intersecretarial que se incremente de 113 a 170 el número de ayuntamientos oaxaqueños que son atendidos en la estrategia federal.

Asimismo, destacó que con los cambios a la Ley de Coordinación Fiscal, especialmente en lo relacionado con el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social, se evitarán las duplicidades en los programas sociales y la dispersión de ayuda. Además, se premiará a los municipios que reduzcan sus niveles de pobreza con la asignación de mayores recursos.

Dejamos atrás la política de ventanilla y convertimos al territorio en el espacio articulador, para evitar duplicidades, coordinar los esfuerzos y garantizar que cada peso invertido modifique la calidad de vida y el entorno en que viven estas familias , comentó.

[email protected]