La visibilidad que ha tenido Santiago Nieto durante su etapa al frente de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), no es buena para la lucha que se tiene contra el lavado de dinero en el país, indicó Jorge Lara Rivera, académico del Instituto Nacional de Ciencias Penales.

Durante un foro en el Senado de la República, Lara Rivera criticó la visibilidad que ha tenido Nieto Castillo como titular de la UIF al salir a dar conferencias de prensa respecto a la lucha que tiene el gobierno contra el robo de hidrocarburos y recientemente para señalar el actuar del presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer.

“La UIF tiene que hacer inteligencia y la inteligencia se hace de manera discreta, callada, prudente, mesurada, con un bajo perfil, sin dar conferencias de prensa, sin salir a linchar pública y prejuiciosamente a nadie, porque no es ministerio público, no es juez”, expresó Lara Rivera.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, la UIF fue creada con el propósito de coadyuvar en la prevención de delitos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, es la instancia central para recibir reportes de operaciones financieras y avisos de quienes realizan actividades vulnerables con el fin de analizar y diseminar la información para detectar la realización de este ilícito y en su caso presentar las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General de la República.

“La UIF hace un trabajo de inteligencia, y la inteligencia se rige por principios de discreción y de bajo perfil (…) creo en la UIF, en su buena intención, pero cuidado, las instituciones hay que enfocarlas y encaminarlas debidamente”, añadió Lara Rivera.

Asimismo, el académico del Inacipe señaló el bajo índice de denuncias que realizó la UIF en la administración de Enrique Peña Nieto, cuando era encabezada en primera instancia por Alberto Bazbaz y posteriormente por Orlando Suárez López, a pesar de la cantidad de información que recibe tanto del sistema financiero como de las actividades vulnerables.

“La anterior UIF no denunció nada o casi nada o denunció lo mínimo para taparle el ojo al macho. La UIF tiene millones de avisos, información, no se hace nada con esa materia prima”, apuntó.

Según el artículo 400 bis, del Código Penal Federal, que es el relacionado con el lavado de dinero, la SHCP es la instancia obligada a denunciar, vía la UIF, los casos de lavado de dinero cuando éstos se cometan presuntamente por el sistema financiero.