Con el homicidio de Ivonne Gallegos Carreño, precandidata de la coalición Va por México —que integran el PAN, PRI y PRD— a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos, Oaxaca, suman 18 los aspirantes a cargos públicos asesinados en el país durante el proceso electoral en curso.

La exdiputada local fue víctima de homicidio doloso con arma de fuego la mañana del pasado sábado cuando, junto con su chofer, quien perdió la vida también, circulaba en su camioneta sobre la carretera federal a la altura de la desviación a la agencia municipal Santo Tomas Jalietza. Fue en ese lugar cuando sujetos armados se emparejaron a su vehículo y abrieron fuego.

Hace seis años, el 5 de marzo de 2015, asesinaron a tiros también, al esposo de Gallegos Carreño, José Luis Méndez Lara, en el mismo municipio.

Vía Twitter, Marko Cortés Mendoza y Jesús Zambrano Grijalva, presidentes nacionales del PAN y PRD, respectivamente, condenaron el asesinato.

“Exigimos una profunda investigación, justicia y castigo a los responsables”, tuiteó el panista; el perredista demandó además “alto inmediato a la violencia política”.

Recientemente, mujeres del PRI se manifestaron en contra de lo que llamaron imposición de Gallegos Carreño como eventual candidata de la coalición entre panistas, priistas y perredistas.

Últimos casos

El último informe sobre violencia política de Etellekt reveló que hasta la semana pasada y desde el pasado 4 de marzo cuando el gobierno federal anunció el plan contra la violencia política, los asesinatos de aspirantes a alcaldes sumaban cinco; con el de la panista oaxaqueña ya ascendieron a seis.

Han sido asesinados los aspirantes a alcaldes de La Perla, Veracruz; Nuevo Casas Grandes, Chihuahua; Isla Mujeres, Quintana Roo; Casimiro Castillo, Jalisco; Chilón, Chiapas, y de Ocotlán de Morelos, Oaxaca.

El próximo 29 de marzo arrancará en Campeche la campaña por la gubernatura y, el 4 de abril, en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Sinaloa, Tlaxcala y Zacatecas.

rolando.ramos@eleconomista.mx