El Congreso de Veracruz aprobó este martes en sesión ordinaria la despenalización de la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. Con ellos se convierte en el segundo estado de la República en legalizar el aborto, este año.

Con 25 votos a favor, 13 en contra y una abstención, los diputados del Congreso de Veracruz avalaron la iniciativa para reformar los artículos 149, 150, 151, 153 y 154, así como derogar el 152, del Código Penal de Veracruz.

En su intervención, la diputada Mónica Robles Barajas, del grupo legislativo de Morena, impulsor de la iniciativa, resaltó que a diferencia las mujeres en Ciudad de México y también en Oaxaca e Hidalgo, en donde las mujeres pueden acceder a estos servicios de salud hasta las 12 semanas, en Veracruz “una mujer que por diferentes razones personales, no puede o no quiere continuar con un embarazo, es sancionada, es criminalizada”, dijo.

Indicó que aunque la sanción no es privativa de la libertad, sí está sujeta a un proceso judicial y es la persona es tratada como una “delincuente, además de estigmatizada socialmente y familiarmente”, señaló.

Robles resaltó que criminalizar a las mujeres que abortan es castigar a las más vulnerables, las que viven en pobreza, las que no pueden pagar por métodos anticonceptivos y no pueden pagar una clínica de aborto clandestino, por que, dijo, “hay que reconocer que aunque estaba como un delito en el Código Penal de Veracruz, no significa que las mujeres dejan de abortar”, indicó.

Indicó que las mujeres abortan por distintas razones personales, y “muchas de ellas creo que si pudiéramos entender su circunstancia no estaríamos hablando de criminalizarlas, estaríamos hablando de protegerlas”.

La diputada señaló que con el actual Código Penal se criminaliza a aquellas mujeres que buscan un aborto porque sufren violencia y abuso, “es a ellas a las que se les esta pidiendo que deben seguir con un embarazo que no desean, es decir obligar la maternidad, incluso en niñas y eso es un crimen, eso es tortura y eso no lo debemos de permitir, criminalizar a las mujeres discrimina en todos los hambitos y vulnera los derechos particularmente de quienes menos tienen”, dijo.   

Indicó que el aborto clandestino, que es a lo que orillaba el actual Código de Veracruz, es un asunto de salud pública, “penalizarlo no implica que no se practique, lo que sí hace es que se practica en condiciones insalubres, en condiciones de clandestinidad donde las mujeres y jovenes ponen en riesgo su vida”, señaló.  

Robles Barajas destacó que despenalizar el aborto no es lo mismo que obligar “yo celebro a todas las mujeres que de una forma libre, consciente, deciden continuar con un embarazo, la maternidad debe ser eso una elección, no debe ser algo forzado, por lo tanto quien no esta de acuerdo en abortar nunca estará obligado a hacerlo”, dijo.

Resaltó que con esta reforma también se tipifica el delito de aborto forzado, “contra aquellos que por violencia o por otras razones probocan un aborto no consentido hacia una mujer. Al tipificar el aborto forzado, la Fiscalia tiene muchos más elementos para sancionar a esa persona que violenta y proboca el aborto”, dijo.          

“Estamos a favor de la vida, que se oiga claro y fuerte”, sentenció la diputada.

Con esta medida, Veracruz se convierte en el cuarto estado de la República en despenalizar el aborto. Los otros estados son: Ciudad de México, Oaxaca e Hidalgo.