La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adoptará las medidas necesarias para garantizar la seguridad del Presidente de la República, luego de los incidentes registrados en Japón con los aviones Boeing 787, el mismo modelo que será adquirido por la Secretaría de la Defensa Nacional.

La investigación sobre el caso se encuentra en la etapa técnico-científica de peritajes por parte de la empresa Boeing. Se esperará el dictamen que en su oportunidad emita esta empresa y su correspondiente validación por parte de la autoridad aeronáutica de los Estados Unidos , informó la dependencia.

La fecha estimada de entrega es el primer semestre del 2015, aunque los incidentes registrados podrían retrasarla. En un comunicado, la SCT indicó: De ser necesario, el gobierno mexicano acudirá a la opinión de los mejores expertos internacionales para garantizar la aeronavegabilidad sin riesgos .

En el análisis de costo-eficiencia para la adquisición de una aeronave de transporte estratégico para uso presidencial por unos 750 millones de dólares, se justifica la compra del modelo Dreamliner, de Boeing, cuyas alas ya no son rectas, lo cual lo hace más eficiente.

Se considera conveniente la adquisición de un avión para llevar a cabo eficientemente las misiones y tareas encomendadas a cargo del Ejecutivo federal y personal del Estado Mayor de la Sedena, así como  proporcionar el apoyo en misiones de cooperación y coordinación  internacional para estrechar lazos de amistad y obtener información de interés sobre aspectos políticos, económicos, sociales, de seguridad nacional y militare de naciones amigas , se detalla.

[email protected]