El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió esperar al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acerca de la llamada ley de salarios máximos.

Sin embargo, aseveró que en su gobierno se respetará lo establecido en el artículo 127 constitucional, por lo que ningún funcionario percibirá más salario que el que recibe el presidente, a partir del 1 de enero.

Obrador afirmó que, en caso de que la Corte falle en contra de la ley de salarios máximos, cometerán un acto de injusticia, porque argumentó que “esos que obtienen esos sueldos (elevados) no es gente honesta ni es sensible, ni son partidarios, de verdad, de la justicia”.

“Nosotros vamos a ser respetuosos de la Constitución, del artículo 127, que ningún funcionario puede recibir más que lo que obtiene el presidente de la República. Nosotros nos vamos a ajustar a eso, y creo que va a hacer lo mismo el Poder Legislativo”, expuso.

“En el caso del Poder Judicial, si ellos mismos lo resuelven de que van a seguir recibiendo sueldos exagerados, estratosféricos, sueldos hasta de 600,000 pesos mensuales, están dando un mal ejemplo quienes deberían impartir justicia.

“No es posible que haya funcionarios públicos en el país, habiendo tanta pobreza, que ganen 600,000 pesos mensuales, es una ofensa al pueblo de México, y es un acto de deshonestidad; esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta ni es sensible, ni son partidarios, de verdad, de la justicia”, dijo.

Cuestionado sobre si aplicará la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, Obrador dijo: “vamos a esperar, pero nosotros en el Poder Ejecutivo, en lo que a mí corresponde, estoy seguro de que en el Poder Legislativo se va a respetar que no se viole el artículo 127 de la Constitución. Es lamentable que se viole la Constitución”, refirió.