Con un día de retraso el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación inició el recuento de los votos para elección de gobernador de Puebla.

Luego de la acreditación de 600 representantes de los 10 partidos que participaron en la contienda, lo magistrados de las salas regionales de la Ciudad de México y Toluca comenzaron el escrutinio de los 3’705,612 votos contenidos en 7,174 paquetes electorales correspondientes a las 26 secciones.

En 60 mesas, cada magistrado está encargado de coordinar 10; se llevará a cabo el conteo que se prevé concluya el fin de semana, ya que se calcula que se contabilicen diariamente los votos de seis distritos.

En entrevista previa al inicio del arranque del recuento, Pablo Cortés, representante de Morena ante el Instituto Electoral de Puebla, aseguró que la cantidad de “anomalías” detectadas durante las pasadas elecciones perfilan que la resolución final sea su nulidad.

“Lo que siempre se ha señalado es que la violación fue de origen, desde que salió de la casilla no se dio la cadena de custodia, se fue a un laboratorio electoral donde fueron manipulados los paquetes electorales; sabemos que ya vienen manipulados, buscamos la nulidad porque ya no da certeza ese resultado”, indicó.

En contraste, Franco Rodríguez, coordinador de la campaña de la candidata de la coalición Por Puebla al Frente y virtual ganadora de la contienda, Martha Erika Alonso, expuso que “me parece que la autoridad esté llamando precisamente a este esfuerzo inédito de contar voto por voto, casilla por casilla, le va a dar certeza a todo mundo” sobre los resultados de las elecciones en el estado de Puebla, concluyó.

politica@eleconomista.mx