Este miércoles se lanzó en el Estado de México la iniciativa Spotlight de la Organización de las Naciones Unidas y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la cual busca combatir la violencia de género en los municipios de Naucalpan y Ecatepec de Morelos.

Durante la clausura de las Mesas de Trabajo del Lanzamiento de la Iniciativa el representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, Lorenzo Jiménez de Luis, enfatizó que la violencia en México contra hombres y mujeres ha alcanzado índices superiores a países que se encuentran en guerra.

Explicó que la iniciativa busca establecer marcos jurídicos y políticas de fortalecimiento institucional, estrategias de prevención, brindar servicios para víctimas de violencia de género en todas sus manifestaciones y obtener datos fehacientes de cualquier expresión de violencia.

“Spotlight significa: poner en el foco, y es lo que pretende visibilizar y establecer y poner en conocimiento de la gente y del mundo, la existencia de algo y en este caso es un problema grave y muy serio en México que como país presenta cifras escalofriantes de nueve mujeres al día que son víctimas de feminicidio”.

La iniciativa Spotlight es un ejercicio de cooperación internacional donde la UNICEF apoyará con recursos financieros, 7.5 millones de dólares y la ONU con apoyo técnico para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y niñas en América Latina.

Para arrancar esta iniciativa en México fueron seleccionados los municipios de Ciudad Juárez, Chihuahua, Chilpancingo, Naucalpan y Ecatepec.

Por su parte, Rosa María Oviedo Flores, integrante del grupo local de referencia de la sociedad civil de Spotlight, apuntó que es necesario que de manera coordinada el gobierno federal, así como los gobiernos estatales y municipales junto con  la sociedad civil pongan al centro de todas las acciones a las niñas y mujeres para eliminar cualquier forma de violencia y sobre todo la máxima expresión de violencia contra las mujeres que es el feminicidio.

Mientras que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, aseguró que los tribunales mexiquenses han dictado las penas más severas en casos de feminicidio y a la fecha se han dictado 62 sentencias, 18 por arriba de 60 años de prisión.