La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó con cambios la minuta del Senado sobre reformas constitucionales para que el Presidente de la República pueda ser imputado y juzgado por corrupción y delitos en materia electoral.

El dictamen, aprobado con 20 votos en favor y uno en contra, establece reformas a los artículos 108 y 111 de la carta magna, a fin de ampliar el catálogo para el retiro de la inmunidad al Presidente de la República y excluyó a los diputados y senadores como lo establecía originalmente la minuta.

El documento establece que durante el tiempo de su encargo el Presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por traición a la patria, hechos de corrupción y delitos electorales o cualquiera de los señalados en el segundo párrafo del Artículo 19 constitucional (robo de hidrocarburos, feminicidio, robo a casa habitación, a transporte de carga, etcétera).

Para proceder penalmente contra el Presidente de la República sólo habrá lugar a acusarlo ante la Cámara de Senadores en los términos del Artículo 110, es decir a través de de las dos partes de los presentes en la sesión.

En este supuesto, la Cámara de Senadores resolverá con base en la legislación penal aplicable.

La diputada Martha Tagle, de Movimiento Ciudadana, explicó que se excluyó a diputados y senadores como lo establecía la minuta, ya que se consideró generaba una protección al limitar los delitos por los cuales deben ser imputados.

Así los legisladores podrán ser juzgados por cualquier delito además de los contenidos en el 19 constitucional.

Detalló que, como venía la minuta, en el caso del diputado Cipriano Charrez tendría que ser juzgado conforme a los delitos del Artículo 19, donde se mencionan delitos como homocidio doloso y no culposo.

El dictamen surgió de la iniciativa del Ejecutivo federal que envió en diciembre al Senado como Cámara de origen.