Un grupo de sujetos armados con fusiles de asalto irrumpió en un estadio de beisbol y dispararon hacia los asistentes, dejando como saldo a tres personas sin vida y 11 heridas, entre ellas dos menores de edad, en el municipio de Acatzingo, Puebla.

Medios locales aseguran que en el lugar, mientras se llevaba a cabo el juego, ingresó un grupo de sujetos portando fusiles AK-47 y atacaron a los espectadores y a las personas que se encontraban dentro del campo; tres personas murieron y 11 resultaron heridas, las cuales fueron trasladadas a diferentes hospitales de la entidad; algunas víctimas huyeron en sus vehículos particulares.

La Fiscalía del Estado de Puebla informó que con base en las investigaciones desarrolladas hasta el momento, José Luis Vélez Robles, quien falleció en el campo estaría vinculado con robo de hidrocarburo, y se tiene registro de que en mayo del 2011 fue asegurado por la entonces Policía Ministerial del Estado junto con otras dos personas, en un domicilio de Acatzingo; ahí se detectó una cisterna con aproximadamente 22,000 litros de combustible de dudosa procedencia, por lo que las personas y el sitio quedaron a disposición de la PGR.

También perdieron la vida Diego Mauricio Hernández Rojas, de 22 años, durante el traslado hacia un hospital, y Abel Luna Blas, de 46 años de edad, quien estaba internado en un nosocomio.

Sepultan a familia asesinada

Los 11 integrantes de una familia, entre ellos dos menores de edad que fueron asesinados el viernes en la comunidad de San José el Mirador, fueron sepultados este lunes con un ritual náhuatl en el panteón municipal de Coxcatlán, Puebla, informó el alcalde Vicente López de la Vega.

El alcalde pidió la presencia de elementos federales en dicha comunidad ante el temor de los familiares sobrevivientes a ser víctimas de los mismos sujetos que la noche del viernes se presentaron armados y encapuchados en la comunidad de San José El Mirador.