El pasado jueves 10 de enero arrancó el que podría ser uno de los programas estrellas de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, Jóvenes Construyendo el Futuro, el cual busca otorgar mejores oportunidades a 2,600,000 de mexicanos entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan.

De acuerdo con los lineamientos para la operación del programa publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF), uno de los objetivos es alejar a los jóvenes del desempleo y del camino de conductas antisociales.

El programa inició con un presupuesto de 44,000 millones de pesos, recursos que serán destinados para otorgar a un millón de jóvenes becas de 2,400 pesos a quienes continúen sus estudios y de 3,600 pesos mensuales a quienes se capaciten en centros de trabajo del sector privado, público o social.

Población objetivo: jóvenes entre 18 y 29 años que actualmente no estudian y no trabajan.

Población beneficiada: 2.6 millones de jóvenes.

Presupuesto inicial: 44,000 millones de pesos.

Prioridad: jóvenes que habiten en zonas mayoritariamente indígena, con mayor grado de marginación y con altos índices de violencia.

Objetivos:

  • Integrar a jóvenes en actividades de capacitación en el trabajo y, dotarlos de herramientas para una vida mejor.
  • Alejar a jóvenes del desempleo y del camino de conductas antisociales.

Vertientes del programa

Los jóvenes interesados en las ayudas, sólo podrán acceder a una de las modalidades del programa (educativa o capacitación para el trabajo).

1. Educativa: Dirigida a 300,000 jóvenes que hayan concluido el bachillerato y busquen realizar estudios universitarios a quienes se garantizará el acceso a estudios superiores y se otorgarán becas de 2,400 pesos mensuales mientras cursen sus estudios universitarios. El programa será coordinado y operado por la Secretaría de Educación Pública (SEP).

2. Capacitación en el trabajo: Dirigida a 2 millones 300,000 jóvenes a quienes se les vinculará con centros de trabajo para que reciban capacitación y tutoría. Se les otorgará una beca de 3,600 pesos mensuales hasta por un año. El programa será coordinado y operado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

Capacitación en el trabajo

A los jóvenes se les podrá vincular a estos centros de trabajo:

70% sector privado: compañías, sociedades, empresas, talleres, instituciones financieras, de la industria, del comercio, la academia, instituciones de investigación o personas físicas que realizan alguna actividad económica

20% sector público: Aquellas instituciones por medio de las cuales se ejerce la función pública administrativa tanto federal como local. Estas instituciones pertenecen al poder ejecutivo, legislativo, judicial y a los órganos constitucionales autónomos.

10% sector social: Aquellas organizaciones de la sociedad civil que realizan actividades sociales sin ánimo de lucro.

Algunos requisitos:

  • Tener entre 18 y 29 años; no estar trabajando ni estudiando actualmente.
  •  
  • Tomar una capacitación previa sobre el Programa, el uso de la plataforma y habilidades socioemocionales.
  •  
  • Ajustarse a los horarios y días de la semana del centro de trabajo siempre que no exceda lo establecido por la ley.

Capacitación: Estará orientada a la adquisición o fortalecimiento de habilidades técnicas y blandas por un periodo de máximo de doce meses, incluidos los materiales e insumos necesarios para esa actividad.

Tutorías: Los jóvenes trabajarán con tutores designados quienes realizarán el acompañamiento y capacitación de los beneficiarios.

Monitoreo y evaluación: Existirá una evaluación mutua por parte del tutor/a y del beneficiario que tendrá como finalidad dar seguimiento a la capacitación del joven, así como informar a la STyPS si debe proceder el pago de la beca.

Certificación: Al finalizar su capacitación, los jóvenes recibirán una certificación que acredite la adquisición de competencias. Mientras que a las empresas se les otorgará un distintivo de parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que las acredita como compañías con responsabilidad social.

Pago: Los beneficiarios del programa recibirán un pago mensual de 3,600 pesos. Los apoyos monetarios se entregan de forma directa, lo que significa que los recursos no pasarán por las manos del personal del Programa, sino a través de una institución bancaria.

Seguridad Social: Todas las personas beneficiarias contarán con cobertura de riesgos y enfermedades por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Etapas del programa

  • Censo
  • Formalización de eventos
  • Registro
  • Inscripción
  • Inicio de prácticas
  • Certificación

Seguimiento

Cuando termina el año de capacitación, la Secretaría del Trabajo, a través del Servicio Nacional de Empleo, dará seguimiento a los beneficiaros, a fin de de lograr su incorporación en el mercado laboral.

Dadas de baja

  • Jóvenes construyendo el futuro podrá dar de baja como beneficiarios a quienes:
  • Proporcionen datos o documentos falsos.
  • Se presenten en estado de ebriedad o bajo el efecto de sustancias psicoactivas al centro de trabajo.
  • Atenten en contra del personal del Centro de Trabajo.

Realicen cualquier actividad que implique obtener indebidamente los apoyos que otorga el Programa, como: manipular o alterar los registros de asistencia; firmar los registros de asistencia por anticipado, con posterioridad o fuera del Centro de Trabajo; consentir que acuda alguna persona distinta al becario a recibir la capacitación.

[email protected]